Por orden judicial, comienza a regir desde las 22 horas de hoy y hasta las 7 de la mañana la restricción de vuelos nocturnos en El Palomar, mientras que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) ratificó que “los estudios demuestran que no hay perjuicio a los vecinos”.

El titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Tomás Insausti, afirmó que los estudios realizados por la entidad demuestran que “no” hay perjuicio a los vecinos por los vuelos nocturnos.

“En el último informe que presentamos queda debidamente establecido que los ruidos están por debajo de los límites internacionales permitidos (55dB) y que cuando esos ruidos superan el límite, no son ocasionados precisamente por los aviones y son ajenos a su operación” expresó Insausti.

“Sin embargo la jueza rechazó, no sólo este informe, sino todos los que le fuimos presentando, según sus propios requerimientos, con argumentos que no sólo demuestran falta de solidez, sino que en algunos casos hasta se contradice con su propia resolución”, dijo Insausti, quien cuestionó a la jueza Martina Forns por “pertenecer a Justicia Legítima”.

La jueza federal de San Martín Martina Forns rechazó ayer el pedido de levantamiento de la medida cautelar que restringe los vuelos en el aeropuerto de El Palomar, por lo que a partir de esta noche a las 22, los vuelos quedarán restringidos hasta las 7 de mañana.

Si bien el Ministerio de Transporte y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) volvieron a apelar la decisión de la jueza, hasta este mediodía no se habían registrado novedades al respecto que pudiesen modificar esta situación.

Las conclusiones del estudio de ruidos presentado por el Gobierno indicaba que el 73,07% de las mediciones nocturnas no supera los límites planteados como aptos para el buen descanso de los vecinos y determinaba que “aquellos valores levemente superiores al límite se deben a cuestiones ajenas a la actividad aerocomercial”.

Sin embargo la jueza rechazó el estudio y entre sus argumentos citó que en el mismo “no intervino el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA)”; que “el plazo de medición de 9 días es corto”; y que dichas mediciones “no se relacionan con las mediciones de los vuelos”.

Además argumentó que “la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir a 40 decibeles y el parámetro de 55 decibeles no está bien argumentado” y finalmente solicitó la intervención del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

La magistrada hizo lugar en su momento a un amparo presentado por el abogado Lucas Marisi, para restringir las operaciones entre las 23 y las 6 del día siguiente y luego las modificó para las 22 y las 7.

La medida fue apelada por la ANAC y las compañías aíreas Flybondi y JetSmart ante la Cámara federal de San Martín.

Fuente: infoban.com.ar