A pesar de las restricciones por la cuarentena por la pandemia del Covid-19, Cáritas recaudó casi un 9% más que en 2019 durante la colecta anual.

Así lo informaron desde la organización y confirmaron que este año recibieron 126.165.558 de pesos a través de diferentes plataformas digitales y también de alcancías barriales.

Al conmemorarse este miércoles el Día de la Solidaridad, Cáritas Argentina presentó el informe de recaudación de la Colecta Anual 2020, realizada en junio pasado, y que, por primera vez en la historia debió basar su estrategia en plataformas digitales.

La Colecta Anual, según se indicó, es la principal fuente de recaudación de Cáritas y con ella se financian las principales actividades del año en todo el país.

Con las donaciones se sostienen y desarrollan numerosos programas en educación, primera infancia, economía social y solidaria, autoconstrucción de viviendas, adicciones, asesorías legales, asistencia sanitaria y ayuda inmediata ante situaciones de pobreza o emergencias climáticas.

Este año, bajo el lema “Tu generosidad aumenta la esperanza”, voluntarios de todo el país reconvirtieron el trabajo para adaptarlo a la virtualidad, y respetando el distanciamiento social agudizaron su ingenio para acercar las alcancías a barrios donde las iglesias permanecían cerradas.

“El resultado de la Colecta nos llena de satisfacción y esperanza porque, entre otras cosas, pone nuevamente de manifiesto la solidaridad de los argentinos, que saben responder con generosidad cuando se los convoca para poner el hombro frente a una emergencia”, expresó Monseñor Carlos Tissera, presidente de Cáritas.

Y agregó: “Esta constatación adquiere especial relevancia en los tiempos que vivimos, donde realmente necesitamos trabajar unidos para superar las enormes dificultades que nos esperan. Es un signo de esperanza, una muestra de que podemos unirnos detrás de metas en común y que podemos hacer grandes cosas cuando trabajamos juntos”.