axel-kicillof-alcaidia-varela

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó hoy que el Gobierno va a “reconstruir el país reconociendo derechos, llevando obras adelante, con producción y trabajo”.

“Donde hay una necesidad, hay un derecho; y donde hay un derecho, hay un argentino y una argentina que merecen tener justicia social”, dijo el mandatario al acompañar al presidente Alberto Fernández en un acto en Merlo, en el que se entregaron viviendas y créditos para la construcción.

Recordó que cuando se lanzó el programa Procrear, durante su gestión como ministro de Economía y la presidencia de Cristina Kirchner, la mandataria pidió poner en marcha algo similar al histórico “Plan Eva Perón de viviendas” y destacó que entre 2012 y 2015 se construyeron “más de 200 mil soluciones habitacionales”.

“Este es un plan que se pensó también para crear empleo porque la de la construcción es una de las industrias más interesantes: no sólo crea fuentes de trabajo directas, de quienes participan en la obra; sino indirectas, de quienes hacen cerramientos, instalaciones eléctricas o colocación de tanques de agua”, graficó.

Luego, Kicillof analizó que “la obra pública es virtuosa porque reconoce derechos y brinda trabajo” y cuestionó que durante el Gobierno anterior “las obras de viviendas estuvieron paradas”.

“Esos que hoy quieren enseñar qué hacer con la pandemia frenaron estas obras de vivienda”, insistió.

En ese marco, criticó que “una exgobernadora”, en alusión a María Eugenia Vidal, “le quiere enseñar al ministro de Salud, Daniel Gollan, cómo lidiar con la pandemia, cuando él lo hizo no desde un escritorio, sino embarrándose para evitar muertes”.

También resaltó que la precandidata de la lista de diputados del Frente de Todos Victoria Tolosa Paz trabajó “para que nadie se quede sin un plato de comida ni los derechos básicos”.

En este contexto dijo que los referentes de la oposición “tienen derecho a opinar, pero deberían ver si pueden explicar por qué los beneficiarios de estas viviendas durante 4 años se quedaron sin sus derechos”.

Les pidió a los dirigentes de Juntos que expliquen “dónde fue esa plata, porque se endeudaron con el Fondo Monetario Internacional y con Wall Street, pero no terminaron estas casas”.

“Todos tenemos que rendir cuentas de lo que hicimos. No alcanza con cruzar el Riachuelo o la General Paz para desentenderse de lo que se hizo en la provincia”, evaluó Kicillof e indicó que en el Gobierno de Vidal hubo “timba financiera, pero no había casas, salud, ni educación”.

“La pandemia no es un botón de reset para la memoria de argentinos. Hay que dar esas explicaciones. Los invitamos a ayudar, pero no como viniendo de un repollo”, planteó el gobernador.

Anteriormente, el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, dijo que “se están haciendo viviendas como nunca antes”, recordó que en las elecciones “hay mucho que defender” y destacó que “los gabinetes han sido semilleros de candidatos porque trabajaron para empujar al país y a la provincia”.

“Se trata de profundizar una política de Estado que le da impulso a la vida por sobre la economía. Con la vacuna, vemos la luz al final del túnel y vamos a recuperar la economía”, dijo y añadió “este es un gobierno solidario y comprometido”.

“Vamos a salir de esta etapa trabajando juntos. Alberto (Fernández), Axel (Kicillof), Cristina (Kirchner) y Verónica (Magario) piensan en las próximas generaciones de argentinos. Pronto vamos a terminar de poner en pie a la Argentina que (Juan Domingo) Perón y Evita (Duarte) soñaron”, concluyó.