Un hombre de 52 años fue apresado en el partido bonaerense de Hurlingham, acusado de abusar de las tres hijas de su actual pareja durante más de nueve años.El detenido, portero de un edificio de la Ciudad de Buenos Aires, había comenzado los abusos con manoseos, cuando las víctimas tenían ocho años y, a partir de los 12 y 13 concretó las penetraciones, hasta que cada una cumplió 17 años y se alejó del hogar, según lo denunciado por las jóvenes.
El operativo fue realizado por efectivos de la DDI Morón, tras la denuncia realizada por las tres víctimas, que ahora son mayores de edad.
Las fuentes agregaron que, de acuerdo a esos testimonios, las violaciones eran cometidas cuando su madre trabajaba y muchas veces los abusos eran contra las tres al mismo tiempo.
Tambiín señalaron que el hombre las amenazaba constantemente para que no contaran a su madre lo que sucedía y, para justificar el rechazo que manifestaban hacia íl, le decía a su pareja que ellas "eran muy rebeldes".
Tras tomar conocimiento de la denuncia, el imputado desapareció de su lugar de trabajo y de la casa en donde vivía, pero luego de varios días de vigilancia y seguimiento ocultos, fue detenido cuando ingresaba a una vivienda de la calle Cañuelas en Hurlingham, en el noroeste del Gran Buenos Aires.
La causa fue caratulada como "Abuso sexual con acceso carnal agravado y corrupción de menores en reiteradas oportunidades" e interviene el Juzgado de Garantías 3, de Morón.

Fuente: infoban.com.ar