La familia de Luis Orsomarso, el dueño de una concesionaria de autos de Ituzaingó secuestrado hace 18 días, espera “de un momento a otro” una nueva comunicación de los captores para seguir negociando.”Esperamos un nuevo llamado de los secuestradores de un momento a otro”, dijo esta mañana a Tílam Rafael, amigo de la familia Orsomarso.
Según el hombre, “los secuestradores habían indicado que se iban a comunicar nuevamente con la familia esta semana para seguir negociando” y acordar la liberación de Orsomarso, quien hoy cumple 18 días secuestrado.
Los familiares y amigos de la víctima celebraron ayer a la tarde un misa para rezar por la liberación de Luis en la Catedral de Morón, ubicada en Belgrano y Buen Viaje.
El domingo Día del Padre, la familia pagó un rescate de 80 mil pesos en Camino del Buen Ayre y Autopista del Oeste pero Orsomarso todavía no fue liberado.
La principal sospecha de los pesquisas es que ese dinero pagado por el padre del cautivo fue robado por delincuentes que no tienen nada que ver con la banda que mantiene secuestrado al concesionario.
Tras ese primer pago, la familia de Luis recibió una carta de puño y letra del empresario como prueba de vida y, según señaló luego un vecina de los Orsomarso, en la misiva los secuestradores exigieron el pago de 100 mil pesos como rescate por la liberación del dueño de una concesionaria.
Orsomarso, de 37 años y apodado “El Gordo”, fue capturado a las 18 del jueves 8 de junio pasado por delincuentes que entraron a su comercio “Ro Ni”, situado en Perón 7714, de Villa Ariza, partido de Ituzaingó, y se lo llevaron en un auto, tras dejar inmovilizados a dos empleados.
Si bien en un principio la causa fue caratulada “robo y privación ilegítima de la libertad”, luego del primer llamado por el pedido de rescate fue recaratulada como “secuestro extorsivo”.
A nivel policial, el caso es investigado por el gabinete antisecuestros de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón y la Dirección General de Investigaciones de Delitos Complejos de la policía bonaerense.
La causa judicial está a cargo del fiscal federal de Morón Marcelo Fernández, quien impuso el secreto de sumario.
(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar