En este caso se hará a empresas que operan en la provincia, luego de haber detectado “inconsistencias graves” en las declaraciones de Ingresos Brutos de alrededor de 100.000 firmasEl titular de la subsecretaría de Ingresos Públicos, Santiago Montoya, precisó que los funcionarios de Rentas -3.200 en total- saldrán a la calle para notificar personalmente a esos contribuyentes.
“A travís de nuestro sistema de inteligencia fiscal detectamos más de 100.000 inconsistencias graves en las declaraciones de empresas de todo tamaño sobre un padrón de 800 mil contribuyentes”, dijo esta mañana Montoya.
Explicó que el sistema de inteligencia fiscal “rastrea y compara las declaraciones que nos presentan los contribuyentes, con otros indicadores”, como las declaraciones juradas de IVA, cruces de movimientos bancarios y datos de proveedores, entre otros.
Si la “inconsistencia” se observa recurrentemente se le envía una intimación y si el contribuyente no hace un descargo que tenga una explicación razonable, “se puede convertir en un juicio donde se le reclama parte de lo que ha dejado de pagar”.
Montoya señaló que algunos contribuyentes -para evitar la intimación- rechazan los envíos hechos a travís de correo y que por eso “sacamos a todo nuestro personal para realizar la notificación o certificar que fue entregada sin que el contribuyente aceptara firmarla”.
“En esos casos, posterioremente se radicará el juicio de apremio y entonces tendremos la facultad de cobrar una porción importante de la deuda en forma rápida”, acotó.
En los operativos se controlará la facturación, pago de tarjetas, acreditaciones bancarias y monto de compras no declaradas.
Con esos datos se hará una estimación de la facturación real.
Estos datos equivaldrán a declaraciones juradas que los imputados deberán rebatir judicialmente.
Por otra parte las empresas tendrán que conservar durante cinco años soportes magníticos de las operaciones imponibles para facilitar los controles del fisco.
La Dirección de Rentas provincial podrá tener en observación durante meses a empresas sospechadas de irregularidades para controlar, por ejemplo, su facturación mensual.

Fuente: infoban.com.ar