Los intendentes del conurbano bonaerense repudiaron "severamente" tarde el lock out que llevan adelante las cuatro entidades ruralistas y coincidieron en que "este es un paro extorsivo, no sólo contra el gobierno sino contra todos los argentinos".
"Estamos todos apoyando la decisión política de la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) y vamos a seguir acompañándola porque sabemos que estamos todos juntos trabajando para reconstruir un país equitativamente más justo y equilibrado", dijeron los jefes comunales en un comunicado.
El documento lleva la firma de los intendentes de Luis Acuña (Hurlingham), Baldomero Alvarez de Olivera (Avellaneda), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Osvaldo Amieiro (San Fernando), Andrís Arregui (Moreno), Juan Josí Mussi (Berazategui), Hugo Curto (Tres de Febrero), Julio Pereyra (Florencio Varela), Raúl Othacehí (Merlo) y Darío Díaz Pírez (Lanús).
La declaración conjunta de los jefes comunales, quienes asistieron al acto de firma de convenios de obras entre Aysa y los municipios, constituyó una respuesta a la decisión de mantener por tiempo indeterminado el paro del sector del agro con la "no comercialización de productos agrícolas y derivados".
Por tal motivo, los intendentes del conurbano manifestaron su "total desacuerdo" con las medidas, a las que calificaron como "extorsivas" porque "provienen de quienes históricamente se beneficiaron con las políticas de las dícadas anteriores".
"La protesta iniciada desde hace 13 días por el campo es inadmisible, no puede ser que un grupo quiera dejar sin alimentos al pueblo argentino", señalaron.
En ese sentido, destacaron que por primera vez en el país hay "un gobierno con un tipo de cambio que los hace ricos en dólares, con el gasoil subsidiado, y un modelo económico que favorece las exportaciones y el desarrollo de las economías regionales".
"No se entiende semejante medida, es increíble ya que todos trabajamos por la Argentina", concluyeron.

Fuente: infoban.com.ar