El ex edil macrista, actualmente asesor del bloque provincial de legisladores de Unión-Pro, cargó con dureza contra la actual administración. “Hay doble comando, en uno están los inútiles, y en el otro los pillos”, dijo abandonando su habitual mesura. Estaba enojado con la decisión del Ejecutivo Municipal de privatizar la gestión del cobro del sistema de tasas y tributos municipales, y de la concesión del sistema de parquímetros para el estacionamiento vehicular en el casco cíntrico. En una solicitada que publicó en distintos medios manifestó que Escobar votó a un intendente, que tenga vocación de mejorar la función pública y optimice al estado, y no a un gerente privatizador.
Jobe sostiene que se puede mejorar la recaudación desde la gestión municipal, y sospecha que esta sea una medida impulsada por “un Ejecutivo que ha sido copado por personajes arribados de otros distritos (…)” y aunque manifiesta que todas estas iniciativas deberán ser refrendadas por el H.C.D., no confía en que se tuerza la decisión, ya que “votaron otorgando el patrocinio a un grupo de abogados foráneos”.
En otro orden de cosas, en charla con InfoBAN despuís de verificarse el retorno del jefe de la Municipalidad al redil Peronista, Miguel Jobe cree que el blanqueo de la situación política le abre importantes posibilidades de convertirse en líder de la oposición, y que la ratificación del acuerdo Unión-Pro, el matrimonio entre De Narváez y Macri posibilitará que este espacio quede, a nivel nacional y provincial, como segunda fuerza y opción para los peronistas y no peronistas disconformes con la gestión K.
Jobe destacó que se vienen realizando conversaciones con distintos sectores y personas con el fin de fortalecer su partido, entre ellas señaló que hubo reuniones de los empresarios Tito Achával y Roberto Sosa, y del sindicalista Gabriel Ibarra, con el propio Jobe y la cabeza del Pro provincial Jorge Macri.

Fuente: infoban.com.ar