Una de cada tres mujeres muere en Argentina por problemas cardiovasculares y la falta de cuidados antes de la menopausia es uno de los principales factores de riesgo que predispone a esa población a sufrir del corazón, alertó hoy el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA).
Un informe del ICBA precisó que en el país fallece el 33 % de las mujeres por enfermedades del corazón y por cáncer el 18 %.
El jefe del Departamento de Prevención y Epidemiología del ICBA, Ricardo Rey, sostuvo que “desafortunadamente las mujeres no perciben a las enfermedades cardiovasculares como un problema grave para ellas”.
Rey indicó que “en general, las mujeres tienen mayor temor frente a la posibilidad de padecer cáncer de mama o de cuello uterino que una patología que afecte al corazón”.
Señaló que “una gran parte de la población femenina sólo comienzan a preocuparse por la salud del corazón cuando entran en la menopausia o están en ella”.
Por eso, insistió “en la importancia de concientizarlas acerca de los cuidados y prevención de los factores de riesgo en las etapas tempranas de la vida, para evitar futuros problemas cardíacos”.
Los principales factores de riesgo que deben detectarse y controlarse son el colesterol malo elevado, la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, el sedentarismo y la obesidad.
El ICBA destacó que desde la dícada de 1980 se observó una disminución de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares en el país.
Sin embargo, ese porcentaje es más notable entre los hombres que alcanza un 35 % que entre las mujeres, que llega al 27 %.
Rey indicó que los especialistas observan que “cuando se pregunta a las mujeres mayores de 40 años si se realizaron una mamografía, más del 40 % responde que sí, en tanto que más del 50 % confirma haberse efectuado un papanicolau”.
Sin embargo, indicó que “son muy pocas las que han consultado para conocer el estado de sus arterias o para saber si tienen problemas cardíacos” lo cual consideró que “es un dato alarmante”.
Los resultados de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, llevada a cabo por el Ministerio de Salud de la Nación en 2005, demostraron que alrededor de una de cada cuatro mujeres tuvo presión arterial elevada en dos oportunidades.
En tanto, que el 27 % padeció colesterol alto, el 28,6% fumaba y el 13,9 % presentaba un cuadro de obesidad.
El ICBA reiteró que la población femenina es más propensa a sufrir del corazón y señaló que la mejor manera para evitar una patología cardíaca es la prevención.
Los cardiólogos aconsejan además de cumplir una dieta rica en vegetales y frutas, realizar actividad física moderada y evitar adicciones como el tabaquismo y el alcohol.
Los datos oficiales de 2003 indicaron que fallecieron en el país, 250 mujeres por cada 100.000 habitantes, por problemas cardíacos.

Fuente: infoban.com.ar