Control ruido de motos en Vicente López

Mediante operativos de control que miden la cantidad de decibeles que emite el vehículo y si su caño de escape fue modificado, el municipio de Vicente López lleva hasta el momento secuestradas más de 500 motos por exceso de ruido.

Las tareas tienen el objetivo de evitar accidentes y cuidar a los vecinos de los ruidos molestos.

El proceso de medición del límite de decibeles es parte del operativo que comprende e control de la documentación (DNI, licencia de conducir, cédula verde o azul, VTV obligatoria y tener seguro vigente activo). En el caso de las motos, el municipio pone especial atención a que no tengan modificados los parámetros de fábrica. También se realizan controles de alcoholemia.

Al realizar el procedimiento, para medir el exceso de ruido en motos, se coloca el decibelímetro a 10 centímetros de la salida del escape y con el motor a 3000 revoluciones. Al mismo tiempo, los agentes también retendrán el rodado si detectan que el caño de escape fue modificado.

El intendente local Jorge Macri resaltó la importancia de continuar con estas tareas: “En Vicente López seguimos realizando operativos de control para asegurarnos de que todas las motos que circulan por el municipio tengan los permisos y la documentación correspondiente para hacerlo. Esto nos permite cuidar a los vecinos frente a la imprudencia, irresponsabilidad y los ruidos molestos. Estar presentes en cada rincón del municipio es la mejor forma de protegerlos”.

Por otra parte, el secretario de Tránsito, Transporte Público y Seguridad Vial, Darío Antiñolo, expresó: “Es importante que todos tengamos la responsabilidad de llevar el registro, la VTV y todos los documentos. Estamos midiendo que no se produzcan los ruidos molestos que incomodan a los vecinos. Esta es una de las cosas que más incomoda a los vecinos.  Así bajamos los accidentes, la velocidad, y le damos seguridad a los vecinos que conducen y los peatones que transitan”.

Estas tareas se realizan diariamente en distintos puntos del partido, siendo los operativos de manera aleatoria para controlar los puntos neurálgicos del municipio.