El 7 de septiembre de 2017, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, fue testigo casual y denunciante de un caso de violencia de gínero en plena calle en Caseros cuando se dirigía a una actividad de gestión. El abusador fue condenado esta semana por homicidio agravado por el vínculo.

“Estaba yendo a visitar a unos vecinos del Barrio Derqui y a la vuelta de la Municipalidad me encuentro con un hombre golpeando a una mujer en la vereda, agarrándola de los pelos, tratando de meterla en una casa”, declaró Valenzuela. “Fue muy shockeante la situación porque vi la indiferencia de la gente, nadie hacía nada. Entonces decidí parar y llamar al 911, vino el móvil policial, y más que actuar como intendente me comprometí como ciudadano”, agregó.

La Policía irrumpió en la vivienda y logró detener al agresor identificado como Sergio Daniel Toledo, pareja de la víctima con quien tiene dos hijas. La mujer declaró ante la Justicia que sufrió agresiones físicas en reiteradas situaciones y que ese día recibió golpes de puño, patadas y que fue ahorcada hasta perder el conocimiento. Al recuperarlo intentó escapar, pero fue tomada de los pelos en la vereda y arrastrada hasta adentro de la casa. Esa última escena fue la que pudo ver el intendente Diego Valenzuela desde su vehículo. “No podemos ser indiferentes a estas situaciones; si yo no intervenía, una mujer con dos hijos podía morir o quedar muy mal herida”, señaló Valenzuela.

El caso fue elevado a juicio oral que tuvo lugar esta semana en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 7 de San Martín, donde prestó declaración el intendente Valenzuela y contó lo que vio ese día en la calle Murias de Caseros. Allí se juzgó a Sergio Daniel Toledo que fue condenado a la pena de 12 años de prisión al ser autor penalmente responsable de los delitos de lesiones leves calificadas por el vinculo y mediar violencia de genero (causa n° 2579) y homicidio doblemente calificado por el vínculo y mediar violencia de gínero en grado de tentativa (causa n° 2564). Por otra parte, la mujer se encuentra actualmente a resguardo y contención por un dispositivo social de la Municipalidad de Tres de Febrero.

Cabe destacar que el ordenamiento jurídico argentino considera a la violencia de gínero como una violación a los derechos humanos, que exige un tratamiento particular y reacción estatal inmediata. Es un delito público y debe ser denunciado. “Erradicar la violencia contra las mujeres no es una utopía. Es una meta concreta que como sociedad vamos a lograr si trabajamos y nos comprometemos todas y todos, desde nuestro lugar. Desde nuestro rol en la gestión pública, pero principalmente como ciudadanos y ciudadanas. El accionar del Intendente es muy buen ejemplo de cómo, cuando no miramos para otro lado, las cosas cambian”, afirmó al respecto la Directora Ejecutiva del INAM Fabiana Tuñez.

En el ámbito nacional existe la Línea 144, un recurso gratuito y confidencial que brinda asesoramiento, información y contención a las situaciones de violencia las 24 horas.

Fuente: infoban.com.ar