La demanda de crédito “continúa operando favorablemente, aunque a un ritmo algo más acotado que en los meses precedentes”, destacó el Banco de la Provincia de Buenos Aires en su informe semanal.

En el análisis desagregado, detalló la entidad bonaerense, los créditos comerciales mostraron en julio un incremento de 2,5%, a la vez que en los primeros 13 días de agosto aceleraron su tasa de expansión hasta el 3,5% mensual.

Los préstamos al consumo, en tanto, subieron 4% el mes pasado, mientras que en los primeros 13 días de este mes “se mantuvo la tendencia” con un incremento mensual de 3,8%, alentado por el dinamismo de las tarjetas de crédito que subieron 6,6%.

El informe del Bapro destacó que en julio los agregados monetarios “continuaron moderando su ritmo de crecimiento”, luego del máximo alcanzado en abril, y puso de relieve el “dinamismo evidenciado por los depósitos a plazo del sector privado”.

“Este comportamiento se extendió durante la primera mitad de agosto, impulsado fundamentalmente por el nuevo aumento de las tasas de interés mínimas establecidas por el Banco Central, que garantiza un rendimiento positivo en términos reales”, evaluó el banco público bonaerense.

Añadió que la evolución experimentada por el agregado M3 privado (efectivo en circulación más depósitos a la vista, cheques y plazos fijos) continúa siendo explicada principalmente por la dinámica de los depósitos a plazo.

Estas colocaciones “siguen siendo alentados por la autoridad monetaria, al establecer tasas mínimas de interés que deben pagar los bancos a los ahorristas”, destacó por último el Banco Provincia.