La reapertura de este sector había sido solicitada a multas de abril por el Municipio que conduce Julio Zamora, a través de la presentación de un protocolo sanitario consensuado con las compañías. La autorización se concretó a través de la Decisión Administrativa 886/2020 del Gobierno nacional.

A través de la Decisión Administrativa 886/2020, publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno Nacional autorizó en Tigre el reinicio de las actividades productivas vinculadas a la industria del plástico. La reapertura administrada de este sector había sido solicitada por el Municipio de Tigre al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, una multa de abril, en una presentación que incluía el diseño de un protocolo sanitario consensuado con las empresas para proteger la salud de los trabajadores en el marco de la pandemia por el Covid-19.

La autorización dispuesta por el Gobierno nacional beneficia a todas las empresas de la industria plástica, entre las cuales se destacan Vams, Greif, Microclar, Formicolor, Cabelma, Carylo, Inverplast, Tecnoplastic, Moderplast, Tuboloc – Ecotubos, Veka e Induplast. El sector se moviliza a más de 500 trabajadores y profesionales.

“Es una muy buena noticia la reanudación de actividades de la industria del plástico, un sector compuesto por medianas y pequeñas empresas que nutren y suministran a otras cadenas de valor en nuestro distrito. Seremos estrictos para el cumplimiento de los protocolos, porque el cuidado de la salud de los trabajadores es lo más importante ”, expresó el asistente Julio Zamora.

El protocolo sanitario que implementa la industria plástica que contempla una serie de medidas de prevención para los empleados y empleadas, como el distanciamiento social, el uso de tapabocas y guantes, la sanitización de personas en su ingreso laboral, la limpieza de vestuarios y baños, protecciones y alcohol en gel, así como el traslado del personal y el control de temperatura, entre otras.

La reapertura administrada de las actividades de la industria plástica se suma a la del sector automotriz y autopartista, que comenzó la semana pasada. Cabe señalar que personal del Municipio realiza operaciones de control en las empresas reabiertas con el objetivo de inspección y el cumplimiento de los protocolos establecidos. Asimismo, se toma temperatura a operarios y personal jerárquico.

El Municipio de Tigre también solicitó la reapertura administrada de la industria naval y de la construcción, que se espera sean autorizadas a la brevedad. Además, junto con las cámaras de comercio locales, el diseño de un protocolo de seguridad e higiene a través del cual solicita la reapertura administrada de negocios minoristas y actividades profesionales. El mismo fue presentado ante el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que deberá definir su aprobación.