El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde manifestó que “en ningún momento estuvo en juego la validez del proceso en el que se le dictara la prisión preventiva”, mientras desde Diputados señalaron que Patti “tuvo oportunidad de defenderse” en el recinto.
Agregó que “es de esperar que ahora se avance en los otros procesos que enfrenta Patti, como el del secuestro y desaparición
del periodista Tilo Wenner y los asesinatos de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi”.
La Secretaría de Derechos Humanos manifestó en un comunicado su “satisfacción” por la detención de Patti, efectivizada tras una orden del Juez Federal de San Martín Alberto Suares Araujo, en el marco de la causa en la que se investigan los delitos de homicidio, privación ilegal de la libertad, tormentos y allanamientos ilegales.
El Secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, señaló que tal resolución constituía un avance más en el proceso de memoria, verdad y justicia.
Por su parte Graciela Camaño, titular de la comisión de Asuntos Constitucionales de la cámara baja aclaró que Patti “tuvo oportunidad de defenderse en 2006 cuando se sustanció el proceso”, que resolvió impedir su incorporación al cuerpo por “inhabilidad moral”.
Entre los delitos que le imputan a Patti se encuentran “privaciones ilegales de la libertad agravadas” y la imposición de “tormentos” a siete personas, entre 1976 y 1977, cuando era oficial subinspector de la Policía Federal y se desempeñaba en la comisaría de Escobar.
Las víctimas fueron el diputado peronista Diego Muñiz Barreto y su secretario, Juan Josí Fernández, y los jóvenes Carlos Souto, Guillermo D’ Amico, Luis D’ Amico, Osvaldo Ariosti y Gastón Goncalves.
Patti además está procesado en una causa por el encubrimiento de los militares Jorge Granada y Luis Arias Duval, que estaban acusados por desapariciones de personas.

Fuente: infoban.com.ar