El candidato a intendente de UNA se largó con todo, dejando de lado cualquier diplomacia, en un diálogo sin desperdicio efectuado en la histórica casa del Radicalismo.

¿No cree que existe confusión en el simpatizante radical sobre esta división que se da en tre sectores que se enfrentan electoralmente?

“No hay ninguna confusión, El Radicalismo es un partido federal y orgánico, la Convención Nacional, el Comití Provincia y el Comití Nacional establecieron las reglas de juego, el que no las acepta está afuera, es simple y no hay confusión.”

Le pregunto no por la militancia sino por el tradicional votante radical…

“Muchos medios alientan esta supuesta división, que no es tal, el Radicalismo es uno solo, el que sigue la línea determinada por la Convención Nacional, y acá en Vicente López vemos como el votante histórico de la UCR sabe lo que hacer, lo vemos caminando por la calle, por la cantidad de gente que nos viene a pedir boletas, porque no se ven nuestras boletas tiradas por el piso, así como yo, a mi edad, volví a la política ante este desafío de preservar la identidad centenaria de nuestro partido, hay muchos vecinos que no tenían lugar junto al actual intendente, y se acercaron de nuevo a esta casa, los que buscaron un lugar en otras estructuras, porque cualquier colectivo los deja bien, son traidores.”

¿No es muy fuerte ese tírmino para definir a personas con una larga historia de militancia radical?

“Yo no hablo de valores personales, digo que son traidores a una ideología, a una bandera y a una forma de vida.”

¿Y pone en un mismo plano al Japonís García que a Margarita Stolbizer?

“García quiere la perpetuación en el poder para íl y su pequeño grupo de socios, la señora Stolbizer manifestó hace un tiempo, vale recordar una nota aparecida en La Nación recientemente, que el Radicalismo no debía llevar candidatos propios a la presidencia, que los candidatos debían ser Binner y Carrió, de hecho se fue del partido, al que respeto es a López Murphy porque íl no especuló con la sigla UCR, dijo que se iba y se fue.”

¿Cómo se puede convencer a un radical de alma y de corazón para que vote a Lavagna?

“¿Y que tradición respetan los que se dicen Radicales K para votar a la señora del presidente? Nosotros determinamos una línea orgánicamente, pero no obligamos a nadie.”

En 1973 aún sabiendo que Perón arrasaría con los votos, Balbín preservó la unidad del partido, se presentó, y fortaleció a la democracia al impedir una hegemonía aplastante del Peronismo…

“Eran distintas circunstancias históricas, Perón no hacía como hace este gobierno, que, para utilizar una palabra de moda, coopta, yo diría compra, voluntades, Lavagna no es carismático, pero al lado está Morales y pensamos que es la mejor fórmula; fue el ministro que nos sacó de la crisis, si Kirchner no lo llamaba, perdía las elecciones”

¿Y en Vicente López piensan que el vecino radical abandonará a García?

“En la última elección, cuando el intendente mandó a quemar en esta casa 25.000 trípticos, nosotros con Brandoni logramos 12.000 votos, ahora, que ya está claro quien es quien, y para donde tira, el termómetro diario nos dice que nos va a ir muy bien.”

¿Si no ganan, harán acuerdos en el HCD con otras fuerzas políticas?

“Eso lo empezaremos a ver el 29, por hoy pensamos solamente en ganar, a los 66 años no volví a la política para ser comparsa de nadie.”

Fuente: infoban.com.ar