La pareja acusada de abusar sexualmente de dos compañeras del jardín de infantes de su hija, de cuatro años, pidió que la justicia le realice los análisis necesarios a su nena para que se sepa la verdad.
“Mi hija sería la primera en sufrir las consecuencias”, dijo entre sollozos la mujer denunciada, quien se mostró ante las camaras de televisión junto a su marido, para salir al cruce de las acusaciones.
La mujer le reclamó a la justicia que “lean los informes y vean cómo es mi hija. Si hay una red de pedofilia, y todo lo que dicen, me imagino que mi casa es el primer lugar donde se notaría”.
El esposo acotó que “por eso nos ponemos a total disposición del personal que designe el juez o el fiscal, para que sea sometida a cualquier tipo de análisis, con el dolor que implica someter a mi hija a análisis de este tipo y a charlas de este
tipo”.
“Estamos totalmente dispuestos a que así sea. Más que nadie queremos que se llegue a la verdad. Más que nadie estamos consternados por esto. Estamos apenados por esta situación y queremos que se solucione. Ver que pasa”, sostuvo el hombre.
La pareja se mostró por televisión, tras las denuncias que formalizaron dos familias ante la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 3, que derivó en un allanamiento en la casa donde viven, en un “country” del partido bonaerense de Tigre.
Las presuntas víctimas son compañeras de la hija del matrimonio, que concurren al jardín Blooming Kindergarden, del partido de San Isidro.
El lunes, los padres se concentraron frente al country Islas del Sol, en Tigre y realizaron un escrache y dijeron que los casos de niñas abusadas serían cuatro.
Durante la entrevista televisiva, el hombre acusado por abuso aseguró que “jamás, por su horario laboral, está en su casa cuando están las chicas, cuando se disfrazan, cuando se cambian o cuando juegan”.
Su mujer concluyó: “Lo que más me duele de toda esta infamia es que el daño que se hizo ya está hecho. Mi hija me pide ir al colegio y no puede ir al colegio. No tengo dudas de que se va a resolver y se va a comprobar nuestra inocencia, porque no tenemos nada que ocultar”.

Fuente: infoban.com.ar