Los propietarios de dos lanchas fueron condenados a pagar una indemnización de 250.000 pesos a la familia de una joven que murió por la heridas que sufrió durante un choque entre ambas embarcaciones.El fallo fue dictado por la sala III de la Cámara Civil y Comercial porteña, que entendió que existió “culpa concurrente” por parte de ambos navíos y deben responder por el hecho en “forma solidaria”.
El 28 de enero de 1995, Marina Spuche fue invitada por un amigo a pasear en el bote semirígido “Shark”, junto a otros dos acompañantes, y cuando estaban por arribar al río San Antonio, a poca velocidad, quien dirigía el navío se paró al frente del comando y comenzó a hablar por un equipo de radio.
En ese momento, uno de los tripulantes advirtió a los gritos que otra embarcación los iba a chocar, por lo que el timonel viró a estribor, pero la lancha “Gasnace” golpeó con su parte delantera el costado izquierdo del bote y quedó montada sobre íl.
Como consecuencia del accidente, la chica sufrió graves lesiones en la cabeza y fue trasladada al Hospital de la localidad bonaerense de San Fernando, donde falleció cuatro días más tarde.
El propietario de la lancha “Gasnace” atribuyó toda la responsabilidad al dueño de “Shark”, al señalar que la puso a
disposición de su hijo para que navegara sin la debida habilitación y experiencia.
Luego sostiene que el joven tambiín “cedió el timón en circunstancias de peligro y navegando a alta velocidad, a una menor invitada a navegar con íl, que carecía de licencia y de conocimientos en navegación”, en alusión a la chica que murió.
El conductor de “Shark”, por su parte, negó que hubiera tenido culpa y atribuyó toda la responsabilidad a la embarcación que lo embistió.
En primera instancia, el juez atribuyó un 60 por ciento de la culpa a “Shark” y el 40 restante a  “Gasnace”, pero la Cámara entendió que deben responder en partes iguales por los 251.400 pesos fijados como resarcimiento.
Los camaristas Ricardo Gustavo Recondo, Guillermo Antelo y Graciela Medina tuvieron en cuenta un informe de la Prefectura que afirmó que ambos timoneles “no tuvieron en cuenta el Reglamento Internacional para Prevenir los Abordajes y cometieron errores de maniobra”.

(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar