El Ministro de Economía Roberto Lavagna adelantó que se elevará a 300 kilos el peso mínimo que deberán tener los vacunos que vayan a faena. Y no descartó elevar las retenciones en el futuro.El Gobierno informó esta tarde por medio de Roberto Lavagna que dispuso aumentar el peso de los vacunos destinados a la faena a partir del 1º de noviembre. El objetivo inicial de la medida es mejorar la calidad de los animales y preservar a las hembras para la cría. Pero el central es, como explicó el ministro de Economía, evitar posibles aumentos del precio de la carne.
“A partir del 1º de noviembre no podrán ir a faena animales con menos de 300 kilos vivos”, dijo Lavagna. Con esta disposición, se intenta que aumente la oferta de carne para el mercado local, lo que de acuerdo a la lógica del mercado debería derivar en que los precios como mínimo no suban.
Consultada su opinión sobre el precio de la carne en los mostradores, Lavagna declaró que “está bien, pero podría estar mejor”.
Además, no descartó aumentar las retenciones a la exportaciones de carnes, como herramienta posible para contener una eventual escalada de precios.
“Todos los instrumentos siguen siendo válidos”, enfatizó el ministro en la conferencia de prensa que ofreció esta tarde en el Palacio de Hacienda junto al secretario de Agricultura, Miguel Campos.

Fuente: infoban.com.ar