La madre de una adolescente de 13 años denunció que dos hombres amenazaron a su hija dentro del baño del colegio al que concurre en la localidad bonaerense de Moreno, se la llevaron cautiva a la salida de clases y la liberaron ilesa dos horas más tarde.
La mujer aseguró, además, que desde hacía tiempo su hija veía que una camioneta la seguía cada vez que salía de la escuela de regreso a su casa, por lo que casi siempre procuraba volver acompañada.

El hecho, según la denuncia, ocurrió ayer a la tarde, cuando la joven se encontraba en la Escuela Secundaria Básica 48 de Moreno, situada en Justo Daract al 2600, entre Uruguay y Viamonte, donde cursa en el turno vespertino.

Según relató su madre, identificada como Gloria, la chica pidió permiso a su docente durante la hora de clase para ir al baño, donde se encontró con dos hombres mayores de edad que la amenazaron con matarla si contaba a alguien que ellos estaban allí.

"Dos hombres le dijeron `callate la boca, no digas nada porque te vamos a matar a vos y a tu familia, y en cuanto digas algo te matamos, te vamos a estar esperando afuera del colegio`", relató Gloria en declaraciones a la prensa.

Luego de ese episodio, la chica regresó al salón de clases y no le comentó lo ocurrido a nadie.

A la hora de salida de la escuela, alrededor de las 18, la joven se encontró en la puerta del colegio con los mismos dos hombres, quienes la agarraron de un brazo, se la llevaron y la mantuvieron cautiva por un lapso de dos horas, según dijo su madre.

"La tienen dos horas dando vueltas caminando, lo único que le decían era preguntarle dónde vivía, y continuamente le decían que la iban a matar, la amenazaban con que iban a venir a mi casa y que iban a matar a la familia", detalló Gloria.

Finalmente, alrededor de las 20, la joven, quien según su madre no fue golpeada ni abusada, fue liberada en una calle de Moreno, cuando apareció un tercer delincuente que le ordenó a los otros dos que la dejaran ir.

Al ser consultados por Tílam, los voceros policiales dijeron que tras la denuncia de la madre comenzaron a investigar el hecho, aunque hasta el momento no hay -en la causa- testigos que hayan visto lo ocurrido dentro de la escuela o en la calle.

Una de las hipótesis en la que trabajan los investigadores es que la chica -cuyo padre realiza trabajos de limpieza de forma informal- haya sido confundida por los delincuentes con otra persona de mayor nivel adquisitivo y que al descubrir su error decidieron liberarla.

Según Gloria, su hija se quejaba en los últimos tiempos de que a la salida del colegio la seguía una camioneta, por lo que la joven intentaba regresar siempre acompañada por dos o tres amigas.

Fuente: infoban.com.ar