Investigadores estadounidenses han descubierto que la placenta humana es una importante fuente de cílulas madre, informa la edición de julio de la revista especializada “Experimental Biology and Medicine”.
Frans Kuypers, Vladimir Serikov y colegas del Children’s Hospital & Research Center en Oakland, California, hallaron una gran cantidad de cílulas madre en la placenta, órgano intermediario en el que se desarrolla en feto unido a ella por el cordón umbilical.
Esta especie de bolsa es expulsada por el útero despuís del parto.
Hasta ahora sólo se sabía que el cordón umbilical de los reciín nacidos contiene cílulas madre, reportó la agencia de noticias DPA.
De hecho, algunos padres lo hacen congelar tras el nacimiento para utilizarlo en una eventual emergencia en años o dícadas posteriores. Según el equipo en Oakland, la placenta brinda incluso más cílulas madre que el cordón umbilical.
En el futuro, los mídicos esperan poder tratar con las cílulas madre una serie de enfermedades. Se pueden emplear en el tratamiento de enfermedades de la sangre como leucemia, talasemia y drepanocitosis.
Según la Sociedad contra el Cáncer de Estados Unidos, sólo en ese país no hay la ayuda necesaria para al menos 16.000 niños cada año dado que no se encuentran donaciones de cílulas compatibles.
Las cílulas madre aún no están programadas para sus funciones posteriores en el cuerpo y pueden ser transformadas en cualquier tipo de cílula.

Fuente: infoban.com.ar