Miles de peregrinos asistieron el pasado domingo por la tarde a la parroquia Santa Rita de Casia, en Darragueira 630, Boulogne, para celebrar sus fiestas patronales.

Participó de los festejos el intendente de San Isidro, Dr. Gustavo Posse.

Tambiín estuvieron en la ceremonia religiosa, el secretario de Servicios Públicos, Alberto Trípoli, la presidenta del Consejo Escolar de San Isidro, Norma Balmaceda, el concejal Daniel Giovanelli y el subsecretario de Gobierno sanisidrense, Walter Pírez. Entre otros funcionarios.

“Disfruto mucho esta celebración, como vecino y como católico practicante, razón por la cual, siempre vengo aquí todos los 22 de mayo, que es el aniversario de la muerte de Santa Rita. Además, la gran cantidad de gente que concurre nos indica que no sólo asisten vecinos de Boulogne a esta fiesta religiosa, sino de todas partes”, dijo el intendente Posse en diálogo con la prensa.

Rodeada de rosas rojas y alzada por los fieles, la imagen de la Santa Patrona partió del templo parroquial y recorrió – durante la procesión – las calles Francisco Beiró, Gascón, Aguado y Avenida Sucre. Encabezaron la caravana, alumnos del colegio Juan XXIII.

Con cánticos religiosos acompañados por guitarras, bajo un cielo gris, familias enteras participaron de esta procesión que arrancó a las 16. Mientras los feligreses avanzaban por las calles de este barrio de Boulogne, desde la puerta de sus casas, muchos vecinos se asomaban para observar con alegría el caminar de la multitud.

Llegando al final de la peregrinación, por Avenida Sucre, la feligresía exclamó una y otra vez: “¡¡¡Viva Santa Rita!!!”, alzando sus pañuelos blancos. Mientras tanto, el sonido de las campanas de la iglesia se mezclaba con miles de aplausos.

Ya en la tradicional misa, el oficio estuvo a cargo del obispo emírito de Azul, monseñor Emilio di Bianchi Carcano, secundado por el párroco de Santa Rita, Cristian Gramblich y el vicario Francisco Peña.

En una iglesia colmada, durante la homilía, el obispo, expresó: “Los santos reflejan la maravilla que es la muerte y resurrección de Jesucristo. Son hombres y mujeres comunes, sobre todo Santa Rita, una mujer nacida en un pueblo, que si bien tuvo una vida bastante complicada, hizo lo más importante que una persona humana puede realizar en este mundo: conocer, amar, servir y seguir a Dios”.

“Los santos tienen un mensaje para toda la iglesia y para todos los tiempos. Si bien la vida de Santa Rita es tan lejana a nosotros, su figura resulta muy actual, por la importancia que tiene para la iglesia. Y para el pueblo fiel y humilde que ha descubierto el mensaje de esta Patrona, que se trata de seguir a Jesús, que es el camino, la verdad y la vida”, añadió el monseñor Di Bianchi Carcano.

Y luego, brevemente, relató parte de la historia de Santa Rita: “Ella tenía en mente consagrarse a Dios, sin embargo, la voluntad paterna no la dejó seguir ese camino y se terminó por casar con un hombre (Fernando Mancini), que fue asesinado por razones políticas. Una parte del pueblo y sus hijos proclamaron venganza. Pero ella se negó, porque, justamente, consideraba que una nueva muerte traería otra. Entonces, hizo lo que para ella Díos quería, es decir, perdonar; incluso a los que injustamente habían matado a su marido”.

Por último, el párroco de Santa Rita, Cristian Gramblich, agradeció a la Municipalidad de San Isidro “por su ayuda en los distintos aspectos de la organización de los festejos patronales”.

Finalizada la misa, la feligresía se dirigió al patio interno de la parroquia, donde se montó una feria con tortas, alimentos y una santería con artesanías. Todo a beneficio del microemprendimiento San Benito y de Caritas Santa Rita.

Fuente: infoban.com.ar