La Diputada Cristina Álvarez Rodríguez analizó para InfoBAN la decisión de la Cámara Baja de la Nación, que impidió el ingreso de Luis Abelardo Patti por considerar que carece de “idoneidad moral”.El artículo 64 de la Constitución Nacional faculta a la Cámara de Diputados para impedir el acceso a una banca por inhabilidad moral a todo aquel ciudadano que haya cometido crímenes de lesa humanidad, ya que cada Cámara es juez de las elecciones, derechos y títulos de sus miembros en cuanto a su validez.

Entre 1972 y 1990, un suboficial llamado Luis Abelardo Patti fue integrante de grupos de tareas, del andamiaje ejecutor de la violencia desde el estado, promovida por las fuerzas armadas golpistas, que en vez de defender al pueblo argentino, lo violaron, torturaron, secuestraron y asesinaron, en cada una de las víctimas que cayeron en sus manos.

El que comete estos actos comete delito continuado y permanente, porque íl sabe claramente quí pasó con las 46 personas que desaparecieron en la zona norte del Gran Buenos Aires y no aclaró que sucedió con ellos.

Algunos creen que el que viola, tortura, secuestra y asesina no tiene la misma responsabilidad que el ideólogo.
Algunos creen que Patti era muy joven para desarrollar esas tareas, para las que era convocado por su falta de escrúpulos para aplicar tormentos con toda su ferocidad.
Pero este individuo tiene la misma edad que Aztiz y todos recordamos al “ángel” y su pasado torturador.
Algunos creen que habiíndolo votado un sector de la población, todos debemos reconocerlo.
No compartimos esa opinión.

Pues para ser electo diputado nacional hay que atravesar ciertos pasos:
1.- Estatuto de los partidos políticos (lo pasó)
2.- Justicia Electoral (lo pasó)
3.- Artículo 64 de la Constitución Nacional. Inhabilidad moral. Validez de los derechos y títulos de los diputados electos evaluados por la Cámara respectiva. Sabido es que se  necesita mayoría agravada de los dos tercios de los votos de la cámara para aprobar su ingreso, basado en el respeto a la soberanía popular que se rige por nuestra constitución y sin olvidar que la Argentina adhirió a diversos Tratados Internacionales, Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Convención Americana sobre Derechos Humanos Pacto de San Josí de Costa Rica, Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad, Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles Inhumanos o degradantes, que impiden a los países olvidar o esconder sus miseria más agudas.

Algunos dicen que se pierde la calidad institucional. Quí instituciones tendríamos con genocidas en las bancas?
Otros opinan que es igual al caso Borocotó pero no es igual irse del bloque Pro a cometer crímenes de lesa humanidad.
Pertenezco a un bloque de diputados donde muchos pueden dar testimonio mejor que yo, con mis 37 años, de los vejámenes sufridos.
Pero sí soy de una generación que ve en el Nunca Más, más que un deseo, la realidad del futuro que estamos construyendo junto al Presidente Kirchner.
En esta Cámara no entran asesinos. Nosotros no le vamos a dar patente de impunidad.
El igual juega con ventaja porque aunque no entre, nunca sufrirá lo que miles, en sus manos. El que en público reivindica la tortura como mítodo, juega con ventaja porque íl sabe donde están y nuestros muertos insepultos aún siguen peregrinando. Él sabe que hicieron con los 46 casos.

Seguimos buscando Memoria, Verdad y Justicia.

Fuente: infoban.com.ar