Un hombre armado mantuvo durante más de ocho horas a su hija de 2 años, a su ex cuñado adolescente y a su ex suegro de rehenes dentro de una casa de la localidad bonaerense de Pablo Noguís, partido de Malvinas Argentinas.
El hecho se registró desde la 13:30 de ayer en una vivienda ubicada en la calle Pitágoras 3248, entre Estados Unidos y Canadá, en el
humilde barrio “Primaveral” de dicha localidad del noroeste del conurbano, donde decenas de policías rodearon el lugar y negociaron con el delincuente hasta que lo detuvieron.
Tanto la niña como el adolescente y el hombre que estuvieron de rehenes fueron liberados sanos y salvos por la policía, que detuvo al hombre durante una maniobra distractiva.
Fuentes policiales informaron a Tílam que el hombre, de nombre Ezequiel y de 32 años, tiene antecedentes penales, restricción de la justicia para acercarse a esa casa familiar y había estado bajo tratamiento psiquiátrico.
Al parecer, el caso se inició cuando este hombre fue a buscar a su ex mujer, de nombre Paula y de quien se separó recientemente, y al no encontrarla en su vivienda, se dirigió hasta el inmueble de la calle Pitágoras, donde reside su ex cuñada.
Según las fuentes, el hombre irrumpió armado en la vivienda cuando se encontraban su ex cuñada, su hija de 2 años, su ex cuñado de 15 y su ex suegro de 56, a quienes tomó de rehenes.
Valentín Leguiza, vecino de al lado de la casa, dijo a la prensa que vio cuando el hombre ingresó violentamente en la vivienda, tras patear la puerta principal, y luego efectuó dos disparos en el interior.
“No hubo tiempo a nada porque fue todo de golpe. Pateó el portón y entró. Con otro vecino quisimos sacarle a la nena de los brazos pero nos apuntó con el arma y A la hermana de su mujer la agarró de los pelos pero ella se pudo escapar”, contó.
Luego, según Leguiza, el hombre “con un arma le apuntaba a la cabeza del chico, a quien tomaba del cuello”, al tiempo que “pedía que su señora fuera hasta el lugar para hablar con ella”.
El vecino precisó que el hombre “estaba muy nervioso, furioso y parecía drogado”, y señaló que en el barrio se comenta que “ya había amenazado a su mujer con matarla y golpeado a los chicos”.
Por su parte, alertados por los vecinos, arribaron al lugar los efectivos policiales de la seccional de Pablo Noguís, de la Distrital Malvinas Argentinas, de la Jefatura Departamental Pilar, de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) San Miguel y del Grupo Halcón.
Los efectivos policiales, bajo las órdenes de la fiscal de San Martín en turno, Tamara Vaisman, acordonaron la zona, compuesta por calles de tierra y un arroyo, unos 400 metros a la redonda de la casa, y un negociador comenzó a tratar de disuadir al hombre para que libere a los rehenes.
Durante la tarde, Paula llegó al lugar y, según Leguiza, “habló por telífono” con su ex marido. Pasadas las 20.30, el hombre aceptó liberar a su hija y cuando salió a hablar con su ex mujer fue apresado por efectivos del Grupo Halcón.

Fuente: infoban.com.ar