El juez federal Daniel Rafecas, y el intendente de Morón Martín Sabbatella, visitaron hoy el predio del ex centro de detención y torturas Mansión Serí ubicado en el polideportivo municipal Gorki GranaRafecas realizó la recorrida de los cimientos de la mansión que durante la última dictadura funcionara como centro clandestino de detención y torturas, conocida como Mansión Serí, ubicado dentro del polideportivo municipal Gorki Grana, lugar donde actualmente funciona el primer espacio destinado a la recuperación de la memoria.
El magistrado realizó una inspección ocular vinculada a la megacausa contra las Fuerzas Armadas por la represión ilegal en la última dictadura militar.
Rafecas,  juez federal de la ciudad de Buenos Aires, Martín Sabbatella y ex detenidos en ese lugar, entre ellos Claudio Tamburrini ex arquero del Club Almagro, recorrieron los cimientos originales de la Mansión Serí, donde un grupo de arqueólogos y antropólogos del Municipio de Morón trabajan para recuperarlos.
En ese lugar, las fuerzas represivas montaron un centro clandestino de detención que quedó desbaratado el 24 de marzo de 1978, luego de la fuga de cuatro jóvenes recluidos, entre los que se encontraba Tamburrini. Esa fuga es reconstruida en la película que el director Adrián Caetano estrenará en los próximos días.
En el predio, además del trabajo de los antropólogos, el intendente Sabbatela inauguró la Casa de la Memoria y la Vida, el primer espacio latinoamericano destinado al ejercicio de la memoria colectiva emplazado en el mismo lugar donde funcionó un centro de detención y torturas.
La película
Dirigida por Adrián Caetano, la película narra  la fuga de prisioneros del centro clandestino de detención durante la dictadura militar 1976-1983, basada en una historia real.
“Crónica de una fuga” cuanta la historia de Claudio Tamburrini, sobreviviente que escapó de la Mansión Serí, una casona aristocrática ubicada en Morón, que desde el comienzo de la dictadura hasta principios de 1978 funcionó como centro de detención clandestino.
Tamburrini era arquero de Almagro y estudiante de Filosofía cuando fue secuestrado por un grupo de tareas en 1977 y consiguió fugarse junto con otros tres detenidos.
Exiliado en Estocolmo despuís de su fuga, Tamburrini narró la fuga en su novela “Pase libre”, base del guión de la película.

Fuente: infoban.com.ar