La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), que conduce José Voytenco, presentó hoy una denuncia penal por “estafa y asociación Ilícita” contra el diputado nacional Pablo Miguel Ansaloni y otros tres dirigentes.

La documentación que respalda la denuncia señala que “se habrían quedado con algo más de 10.5 millones de pesos de la obra social del gremio en dos años”.

La denuncia quedó radicada en el Juzgado Criminal y Correccional Federal 12, Secretaría 23 a cargo de Sebastián Casanello. La presentación judicial fue producto de una auditoría que se realizó con la asunción de las nuevas autoridades en la Obra Social de los Trabajadores Rurales y Estibadores de la República Argentina (OSPRERA).

“El trabajo, que ya está en el Juzgado, pudo constatar un festival de viáticos, por sumas millonarias, que se auto-autorizaron los miembros del Consejo Directivo de OSPRERA”, cuando Ansaloni fue vicepresidente en la OSPRERA entre 2018-2019, aseguró Voytenco en un comunicado.

Según la denuncia, a pesar de la existencia de una resolución interna de la obra social que establecía los valores de viáticos diarios que se debían pagar en concepto de comisión de servicios, los miembros del Consejo Directivo aprobaban sus propias rendiciones. “Esas presentaciones superan en cientos de miles de pesos mensuales al límite máximo permitido y las órdenes de pago eran emitidas por ellos mismos. Era el lobo en el gallinero. Estamos transparentando todo el desastre que hicieron”, puntualizó Voytenco.

Con su presentación, Voytenco requirió que se investigue también a los ex miembros del Consejo Directivo de la obra social Marcelo Acevedo, Walter Cáceres y Carlos Caballero. “Hicimos un recuento de cómo acordaron, de manera previa y organizada, afectar el patrimonio de la OSPRERA en beneficio propio, abusando de sus respectivos cargos. Todo está certificado por una auditoría privada. Es una vergüenza por donde se lo mire”, continó el sindicalista.

Según lo presentado ante la Justicia, sólo en 2018 y 2019 los denunciados percibieron un total de $10.510.559,19, más de $4.5 millones correspondientes a Ansaloni.

En el material respaldatorio, que pidió ser incorporado en la causa que ya se instruye bajo las órdenes del fiscal Guillermo Marijuan, figuran presentaciones en las que Ansaloni declaró que se encontraba prestando comisión de servicios 30 días al mes, inclusive los sábados, los domingos y los feriados.

La denuncia llegó luego que la sala II de la Cámara Criminal y Correccional rechazó la cautelar de reinstalación que había conseguido Ansaloni en la obra social. Esa sentencia había desarticulado su jugada judicial para quedarse con el sillón de OSPRERA y blindarse de investigaciones. Cabe destacar que Ansaloni sigue en el ojo de la tormenta, a sus ya tristemente célebres declaraciones antisemitas, por las cuales fue denunciado penalmente por la DAIA y separado preventivamente de su afiliación en la UATRE, se le suma una nueva denuncia penal, esta vez por estafa y asociación ilícita.