La camarera Silvia Lorena Luna fue condenada a 10 años de prisión por el asesinato a mazazos de su compañera de trabajo Carola Bruzzoni, en un restaurante de la localidad bonaerense de Las Heras en 2010.

El Tribunal Oral número 3 de Mercedes encontró culpable a la mujer, de 32 años, del delito de homicidio simple, castigado con penas de entre ocho y 25 años de encierro.

La fiscalía había pedido 14 años de cárcel mientras que la querella solicitó 17 años de encierro.

El abogado Miguel Arce Ageo, representante del viudo Sergio Robledo, consideró que “la pena no ha sido suficientemente alta para condenar un hecho tan deleznable como el cometido por la autora” y adelantó que “seguramente” la apelarán.

En sus últimas palabras antes de la sentencia, Luna había asegurado que “mi intención nunca fue matar a Carola” y se lamentó de que “perdí a mis hijos y a mi marido, ya estuve dos años presa”.

Justamente por haber pasado dos años en prisión preventiva, Luna afrontaría cuatro años más de encierro y hacia 2016 estaría en condiciones de recuperar la libertad condicional, estimaron fuentes judiciales.

La defensora oficial María Fernanda Montero había alegado que Luna no era responsable por la muerte de Bruzzoni, ya que sus golpes con una maza en la cabeza de Bruzzoni no le causaron el deceso inmediato, y especuló que la muerte pudo haberse evitado si la asistencia mídica se hubiera producido con urgencia.

Bruzzoni fue atacada con una maza mientras estaba de espaldas a Luna y hablando por telífono celular el sábado 17 de abril de 2010, en el patio del bar y restaurante “Matute” de Las Heras. Según surgió del juicio, Bruzzoni tenía un video en el que Luna había sido grabada manteniendo relaciones sexuales con un hombre que no era su prometido, y esa filmación presuntamente iba a ser exhibida en la fiesta de casamiento

Fuente: infoban.com.ar