Distintas asociaciones de defensa de la víctima y de Derechos Humanos recorrieron las calles de Florida Oeste por el esclarecimiento de la muerte de Osvaldo Rodríguez. La policía está en la mira.En la tarde de ayer la Asociación de las Madres del Dolor, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, el Programa Nacional Antimpunidad del Ministerio de Justicia, entre otras, marcharon por las calles de Florida Oeste para pedir justicia y el pronto esclarecimiento de la muerte de Osvaldo Rodríguez, el joven que en la madrugada del 13 de noviembre último fue hallado sin vida por su padre debajo de unos matorrales de la esquina que forman las calles Juana Azurdui y Los Palos de la localidad de Villa  Martelli en Vicente López. La causa fue iniciada por la fiscal Beatriz Molinelli, en la que la familia Rodríguez depositó sus esperanzas de justicia en el accionar de la representante del Ministerio Público.
La caminata comenzó, cerca de las 19.30, en la puerta de la casa de Osvaldo hasta la comisaría 4 del lugar, sobre Laprida. Unas diez cuadras. Durante la marcha se invocó el nombre del fallecido y los participantes respondían con aplausos y demostraciones de apoyo. Los manifestantes fueron escoltados por un móvil policial con el fin de garantizar la seguridad.
Este hecho llenó de intriga a los caminantes ya que desde la fiscalía se está investigando a cuatro policías de la comisaría 4 de Villa Martelli, quienes en la noche del 13 fueron vistos en ronda de vigilancia en la cercanía del lugar donde Alberto Rodríguez encontró el cuerpo sin vida de su hijo.
Alberto Rodríguez, padre de Osvaldo, incriminó a los policías cesanteados porque desde su casa y con un grupo de vecinos realizan trabajos sociales para alejar la los chicos de las drogas.
Por su parte, Rómulo Abad, representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación intentó formular una hipótesis sobre un posible escuadrón de la muerte que actúa de forma clandestina.
Testigos informaron a Rodríguez que momentos antes de escucharse los disparos que dieron muerte a Osvaldo se vio a un grupo de no más de doce policías de civil y uniformados por el lugar.
Al llegar a la comisaría de Martelli se formó una comisión de cinco padres que se entrevistó con el Comisario Inspector Mateo Barragán. Durante la entrevista el funcionario les informó que los policías sospechados de asesinar a Osvaldo Rodríguez pasaron a disponibilidad y están siendo investigados por Asuntos Internos del Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.
Al tírmino del encuentro Alberto Rodríguez junto a su esposa Amírica se mostraron muy consternados por las palabras del Comisario Inspector. “Nos sentimos sin protección” esbozó entre dientes el padre. 
Barragán, además, comentó que: “las marchas no son el ámbito, el ámbito es la justicia, ellos toman como grupo de referencia a la comisaría, cosa que entiendo, por eso le brindamos el marco de seguridad  a la marcha”. Además expresó que: “acá tiene que intervenir la justicia y hacer lo que corresponde”
Alicia Soria, una de las manifestantes, se pronunció a favor de las investigaciones encaradas desde la Fiscalía.

La noche trágica

Osvaldo Rodríguez, un joven de 17 años fue hallado muerto por su padre. El cuerpo presentaba tres disparos en la espalda. Alberto Rodríguez, padre de la víctima, cargó a su hijo sin vida en la parte trasera de su auto y lo llevó al hospital de Vicente López.
En la guardia del nosocomio los mídicos le informaron el fallecimiento. Desde ese momento, Rodríguez comenzó su búsqueda en pos de esclarecer el hecho, se presentó el lunes 14 de noviembre por la madrugada ante el secretario de la Fiscalía, Diego Calegari, quien le tomó declaración y le anunció los hechos a la Fiscal Molinelli.
“De inmediato la justicia se puso a investigar”, narró Rodríguez a InfoBAN. Los resultados de las primeras indagaciones arrojaron 4 policías sospechados, dos armas secuestradas y los plomos que fueron extraídos del cuerpo del joven de 17 años, y un número no determinado de casquillos de balas que se encontraron en cercanías de donde fue hallado el cuerpo de Osvaldo.
La fiscal, según comentó Rodríguez, estuvo presente durante la autopsia del cuerpo con el fin de garantizar la extracción de las balas y poder determinar con exactitud la causa de la muerte.

Fuente: infoban.com.ar