El intendente Sebastián Abella se reunió con los concejales de Juntos por el Cambio que integran la comisión de Salud para hablar acerca de la importancia de llevar la vacuna contra el Covid-19 a cada uno de los barrios de Campana.

Tal como les comentó el jefe comunal, a través de una nota puso a disposición del gobernador Axel Kicillof los 23 CAPS y CIC desde este mismo miércoles para aplicar la vacuna a los adultos mayores y personas de riesgo que, por distintos motivos como por ejemplo la imposibilidad de anotarse a través de una app, aún no fueron inmunizadas.

Los ediles coincidieron con Abella en la importancia de ampliar los actuales dos puntos de vacunación sobre todo a aquellos barrios más alejados del casco céntrico como Otamendi o San Cayetano, por ejemplo. “La Provincia se olvidó de llevar la vacuna a los barrios”, aseveraron.

“Dado que la vacunación ya es libre a partir de los 55 años, buscamos que tanto los adultos como las personas sin movilidad que viven alejados del casco urbano se puedan vacunar en su barrio, en el centro de salud de su confianza al que concurren durante el año, y no tengan que trasladarse hasta el centro”, enfatizó Abella.

“Es una lástima que en la Provincia de Buenos Aires no se aplique este sistema, que tiene lógica. Lo importante es que el Estado esté lo más cerca posible del vecino, acercar la vacuna a la gente”, remarcó

“La Secretaría de Salud – aseguró Abella- está preparada para llevar a cabo estos operativos, que pueden ser itinerantes y barrios por barrio. Para el personal sanitario municipal, que aplica unas 50 mil vacunas al año, sería una vacuna una más”.

Y concluyó: “El gobernador ya recibió nuestra propuesta. Ojalá reflexione y la acepte porque es muy sencilla de instrumentar. Es usar las herramientas con las que cuenta el Estado municipal y ponerlas a disposición de la gente.”

OPERATIVOS

Según informaron desde el Municipio, a través de un trabajo articulado entre la Secretaría de Desarrollo Social, Educación y Cultura y la de Salud, desde la semana pasada se están recorriendo los principales barrios de la ciudad para detectar casos de adultos mayores y personas de riesgo, que aún no se han podido vacunar.

“En las primeras manzanas de cada barrio, que hemos tomado como casos testigos, ya hemos detectado un importante número de vecinos que por distintos motivos no se habían inscripto para vacunarse aún”, destacaron las responsables del programa.

—————