El subsecretario de Asistencia Crítica del Ministerio de Desarrollo Social Gustavo Aguilera aseguró que el proceso de compra de alimentos con sobreprecios nunca llegó a realizarse luego de la denuncia periodística que lo hizo público y que derivó en una causa judicial y la renuncia de 15 funcionarios.

“La licitación fue cancelada así que no hubo compra” indicó en diálogo con InfoBAN Radio y aseguró que “se iniciaron procesos de compra mucho más transparentes, que tienen como límite los precios máximos mayoristas y los pagos se hacen a 45 días, lo que es importante porque baja costos”.

“Sabemos que la situación es difícil y nunca alcanza, pero hay un sistema de contención social en los barrios”

“Además se hace a través de la plataforma Comprar en la que participan cientos de productores y fabricantes de alimentos lo que garantiza mucha transparencia” agregó.

Aguilera remarcó que además “se regularizó la entrega de alimentos. Sabemos que la situación es difícil y nunca alcanza, pero hay un sistema de contención social en los barrios más vulnerables”.

En ese sentido, el sanfernandino que debió permanecer en aislamiento y realizarse un hisopado que dio negativo, remarcó que “el Estado está comprando alimentos como nunca antes”.

Puntualmente ejemplificó “la compra de 1,7 millón de kilos de harina para los que habilitamos que pequeños productores puedan participar por renglones, que son 170 mil kilos”.

“¡Qué trabajo tenemos por delante los argentinos para resolver la desigualdad!”

Asimismo, sobre la situación social Aguilera planteó que “Alberto (Fernández) planteaba al principio de la pandemia situaciones que hoy se aprecian más, como la desigualdad. Es impactante, que en Villa Azul, que está dividida entre la parte urbanizada, que casi no tuvo casos, y el barrio de emergencia, que el coronavirus estaba por todos lados”.

Y concluyó: “¡Qué trabajo tenemos por delante los argentinos para resolver la desigualdad! Pero también golpea para bien la solidaridad y el compromiso de la gente”.