Un informe privado afirmó que en el sistema financiero argentino no hay financiamiento a pequeñas y medianas empresas, salvo en la banca oficial.

El financiamiento a pequeñas y medianas empresas constituye “la mayor debilidad” del sector financiero, “a excepción de los bancos Provincia de Buenos Aires y Nación”, destaca un informe del Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (IADER).

A este respecto, Gustavo Marangoni, presidente del Banco Provincia destacó: “La función de la banca pública es estar cerca de los que producen, no solo cuando hay que acompañar el crecimiento, sino tambiín y con más fuerza y convicción, prestando más y mejor cuando nadie lo hace. Desde el Banco Provincia trabajamos en los objetivos que nos plantea el gobernador Scioli; apoyar al sector productivo, a la generación de empleo, para mejorar el presente de los habitantes de la provincia y consolidar el futuro de desarrollo para todo el país”.

Los especialistas del IADER apuntan que el sistema bancario “sufrió en las últimas dícadas un grave problema en su conformación, de desnacionalización, concentración y la casi extinción de los pequeños bancos y los provinciales”.

En este marco señalan a los bancos “Nación y Provincia, únicos refugio accesibles y válidos para el empresariado PyMe”. La entidad que conduce Diego Lo Tártaro tambiín destacó que las tasas a las que acceden las PyMEs en el resto del sistema “están muy por encima de los índices de inflación”, y añadió que “ni hablar cuando es por medio del descubierto bancario, que se transforma en un plazo fijo a la extinción de la empresa”.

Fuente: infoban.com.ar