Por el asesinato de un chico de 13 años en la localidad de Billinghurst, ayer apresaron como sospechoso a un joven de 19 que gozaba de libertad condicional en su casa, monitoreado con una tobillo.El hecho ocurrió ayer a la tarde en un terreno situado en el cruce de Libertad y Pasaje Esperanza, en el barrio Libertador, de esa localidad del noroeste del Gran Buenos Aires, donde un grupo de chicos jugaba al fútbol.
Fuentes policiales informaron que todo se inició alrededor de las 16.30 cuando un joven que vive a pocos metros de la cancha de fútbol pasó por el lugar y, por causas que se investigan, extrajo un arma de fuego y disparó contra uno de los chicos que esaba jugando.
Tras el ataque, el agresor escapó del lugar mientras que un menor de 13 años resultó gravemente herido de un balazo en el pecho, explicaron los informantes.
Según las fuentes, el herido, de nombre Juan Cruz, fue trasladado al Hospital Boccalandro de la vecina localidad de Loma Hermosa, donde ingresó muerto ya que el disparo le atravesó el corazón y uno de los pulmones.
En tanto, personal de la comisaría quinta de San Martín, en base a los dichos de testigos del hecho, apresó al presunto asesino en inmediaciones del lugar y a pocos metros de la escena del hecho secuestró un revólver calibre 32, aparentemente utilizado por el sospechoso, agregaron los informantes.
La policía identificó al apresado como Norberto Cejas, de 19 años, quien cumplía una condena por robo, aunque se hallaba en su domicilio, monitoreado por una tobillera electrónica.
Un investigador consultado explicó que tanto la víctima como el principal sospechoso vivían a pocas cuadras de la cancha de fútbol y se onocían del barrio, aunque aún se desconocen las causas del ataque.
“Al parecer, no había problemas anteriores entre ambos jóvenes”, señaló la fuente.
En tanto, el detenido fue alojado en la alcaidía de los tribunales de San Martín y durante esta jornada será indagado por el fiscal Herán Córdoba, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 3 de dicho distrito judicial.
Fuentes judiciales dijeron que el joven de 19 años está acusado del delito de homicidio simple y que se está tratando de determinar quí tribunal le concedió al sospechoso la libertad condicional, bajo el monitoreo de la tobillera.
Frente a la sede de los tribunales se reunieron varios vecinos del menor asesinado, entre ellos, el padre de otro de los chicos que jugaba con Juan cruz al momento del crimen, quien expresó su enojo porque el sospechoso podía salir a la calle.
“Mató a una criatura; podía haber matado a mi hijo. ¿Ahora lo van a volver a soltar? ¿Quí podemos hacer nosotros?”, le preguntó el hombre a un vocero de la fiscalía general de San Martín que se enocontraba en el lugar.
“Si este hombre vuelve a salir entonces nosotros, los papás del barrio, le vamos a matar a la madre, a padre, a los hermanos y a todos, porque es la única que nos queda”, señaló el vecino indignado.
En tanto, los familiares de la víctima se mostraron hoy consternados e indignados durante el velatorio que se realizó en una cochería situada en 1 de Mayo 5124, de San Martín, desde donde los restos fueron llevados a las 11 al cementerio de ese partido bonaerense para ser inhumados.

Fuente: infoban.com.ar