Un hombre de 66 años de edad fue detenido hoy por la policía, acusado de haber montado una “planta de extracción” de combustible el cual era robado del poliducto de YPF, en la localidad de Libertad.Detectives de la DDI XI de Morón allanaron esta tarde el galpón ubicado en la ruta 1003, entre las calles Astilleros y Dragones, donde funcionaba una “estación de bombeo” de nafta, la que era extraída de un tramo del citado poliducto, que une la provincia de San Luis con la localidad
bonaerense de Libertad.
En el lugar fue detenido Manuel Vicente Gutiírrez, de profesión comerciante, al tiempo que se incautaron de un camión marca Ford Cargo 2000 patente DGQ-297 de color blanco con semi remolque tipo cisterna dominio ROZ-163; un semi remolque tipo cisterna sin marca visible y sin chapas patentes colocadas y documentación de interís para la causa.
La investigación se inició hace dos meses cuando la Justicia recepcionó información confidencial que daba cuenta que en la localidad de Libertad, del Partido de Merlo, existiría un predio desde el cual un grupo de sujetos estaría extrayendo combustible de manera ilegal de un ducto de la empresa YPF.
Por tal motivo la DDI XI de Morón, destacó un grupo operativo a los fines de certificar dicha información.
De esta manera, los investigadores, tras averiguaciones practicadas en la empresa YPF pudieron establecer que efectivamente por la zona de Libertad pasa un poliducto de combustible de YPF, el cual se extiende desde la Provincia de San Luis, hasta el Partido de La Matanza; atravesando la localidad de Libertad por inmediaciones de la Ruta 1003 de ese medio.
Es así que contando con esta información el personal policial destacado inició sobre el área descripta arduas tareas investigativas y de inteligencia tendientes a detectar predios y/o galpones que demuestren movimientos de camiones cisterna para traslado de combustible.
De esta manera, tras una intensa labor desarrollada y tras distintas averiguaciones en forma encubierta en los alrededores de la ruta de referencia, la policía determinó que en un galpón ubicado en las inmediaciones de la calle Astilleros de Libertad, se veían en ocasiones ingresar camiones de gran porte, más específicamente de los utilizados para el traslado de líquidos.
Todos los camiones se movilizaban sin inscripciones de ningún tipo de empresa, indicaron las fuentes.
Con esta información y habiíndose reducido considerablemente el radio de búsqueda es que se intensificaron las investigaciones en torno al área mencionada, siendo así que tras distintas observaciones que se llevaron a cabo se logró determinar que dicho galpón sería el emplazado en un predio ubicado sobre la Ruta 1003 entre Astilleros y Dragones de Libertad, teniendo el mismo un portón de ingreso por la ruta de referencia y otro sobre la calle Astilleros.
Los policías notaron a simple vista sobre esta última entrada, huellas que denotaban el ingreso y egreso de vehículos de gran porte. 
Seguidamente los detectives de esta Dependencia iniciaron en las inmediaciones de dicho predio distintas averiguaciones en forma encubierta entre los vecinos, pudiíndose de esta forma obtener testimonios que daban cuenta que efectivamente en ocasiones y generalmente en horas de la noche o la madrugada, se veían ingresar al galpón camiones del tipo cisterna, los cuales tras permanecer varios minutos en el lugar volvían a salir.
Asimismo los testigos entrevistados refirieron que no veían movimientos en el galpón salvo en horarios nocturnos y que en algunas ocasiones se sentía un fuerte olor a nafta que provenía de dicho predio. 
Tras ellos el personal destacado mantuvo contacto con personal jerárquico de la empresa YPF, los que enterados de la investigación que se llevaba a cabo, realizaron un escanío del ducto San Luis – La Matanza; detectando de esta forma que en el transcurso del mes de mayo del año en curso, como así en los primeros días del corriente mes, habían existido bajas considerables en la presión de fluido.
Por tal motivo es que los tícnicos de la empresa realizaron una comprobación de presión entre los distintos sectores del ducto, pudiendo de esta manera determinar fehacientemente que la pírdida de presión se daba entre dos bocas ubicadas en la zona de Libertad del Partido de Merlo; arrojando como resultado tras la triangulación realizada entre dichas bocas, que habría sido extraído combustible en la zona investigada.
De esta forma es que la policía allanó esta tarde el citado galpón cuando ingresaba al predio un hombre mayor.
Es así que de inmediato el personal policial que se encontraba apostado ingresó a dicho galpón juntamente con testigos hábiles requeridos, como así con personal tícnico de la empresa damnificada, identificándose en el interior del mismo a Manuel Gutiírrez, quien dijo ser el propietario del galpón y del predio.
Los tícnicos de YPF inspeccionaron dos tanques cisternas, donde constataron que se encontraban cargados con nafta; tomándose pruebas de los mismos.
Continuando con la inspección del interior del galpón se constató que en el medio del mismo se encuentra una habitación en cuyo interior se advierte una excavación en la cual se encuentra conectada de plástico de color negro percibiíndose en el interior del recinto un fuerte olor a combustible. 
Inspeccionada dicha excavación se observó que en los fondos de la fosa existe una cañería que posee conectada en su extremo una válvula conectada a una manguera de PVC de color negro de aproximadamente unos veinte metros de longitud y de una pulgada de diámetro; determinándose que la válvula conectada a la cañería maestra es la utilizada para extraer el combustible.
Finalmente y respecto al galpón en cuestión se dispuso que personal idóneo de la empresa YPF realice las operaciones necesarias para cerrar la conexión ilegal como así se repare el caño maestro a los fines de dar seguridad a terceros.
Personal de esta Dirección prosigue con las diligencias investigativas tendientes a establecer la identidad de otros involucrados en la maniobra ilícita, como así determinar la identidad de los actuales propietarios de las unidades incautadas.

Fuente: infoban.com.ar