Autoridades sanitarias argentinas aprobaron el uso de la droga genírica rosuvastatina, para retrasar la progresión de la aterosclerosis en pacientes en los cuales el colesterol elevado obstruye las arterias, informaron hoy fuentes mídicas.
Alberto Lorenzatti, jefe de Lípidos y Prevención Cardiovascular del Departamento de Cardiología del Hospital de Córdoba, precisó que “la rosuvastatina es la primera estatina aprobada por agencias regulatorias para el control, junto con la dieta, de la progresión de las lesiones ateroscleróticas”.
Lorenzatti acotó que “esta nueva indicación se suma a la clásica y conocida prescripción de medicamentos para bajar el colesterol sanguíneo”.
Para la aprobación del uso de la droga se tuvo en cuenta dos estudios mídicos denominados asteroid1 y meteorz, que se practicaron en pacientes cuyas arterias carótidas se hallaban engrosadas.
Jorge Lerman, jefe de Cardiología del Hospital de Clínicas, indicó que la droga “puede ser utilizada en pacientes con colesterol total o colesterol LDL o triglicíridos elevados y en quienes tiene una enfermedad aterosclerótica”.
Explicó que “la aterosclerosis se caracteriza por el engrosamiento y endurecimiento de las paredes internas de las arterias”.
Señaló que “la aterosclerosis es la causa más frecuente de muerte en Argentina en la población mayor de 55 años y el episodio cardíaco o cerebral es responsable de alrededor del 70% de los fallecimientos”.

Fuente: infoban.com.ar