La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, encabezó junto a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, la inauguración del Espacio de Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos en La Plata y subrayó que “la memoria no tiene banderías políticas”.

“Mi mensaje es que este camino lo tenemos que hacer todos desde el encuentro, de lo que tenemos en común y no de lo que nos separa, porque esta memoria no tiene banderías políticas, es un lugar que nos reclama a todos”, resaltó Vidal, un día antes del aniversario número 42 del último golpe militar.

En el Espacio que la Provincia construyó en el edificio donde funcionaba la comisaría 5ta, que durante la dictadura fue un centro clandestino de detención, la gobernadora dijo que el Estado debe hacer su “parte para que la memoria se mantenga y trabajar en conjunto de la mejor manera” con los organismos, destacando “el encuentro y no las diferencias”.

Por su parte, Carlotto agradeció que parte del edificio sea destinado a las oficinas de Abuelas filial La Plata y señaló: “De esta manera la memoria se afianza, no hay retroceso y hay una voluntad política, la festejamos, la agradecemos. Todo lo bueno que se haga desde el Estado debe ser reconocido y agradecido, aunque uno piensa que el Estado está para eso, para cuidarnos, para protegernos”.

“De esta manera se protege mucho a la juventud y a los niños de hoy, a los que hay que decirles que no les va a volver a pasar lo que nos pasó a nosotros”, indicó la presidenta de Abuelas.

Destacó que la idea de trasladar la comisaría 5ta, donde estuvieron detenidos algunos de los jóvenes que fueron víctimas en la Noche de los Lápices y el testigo desaparecido Jorge Julio López, comenzó en la gestión anterior, cuando su hijo Guido Carlotto estaba al frente de la Secretaría de Derechos Humanos, que actualmente está en manos de Santiago Cantón.

“Empezó en la gestión anterior, lo digo porque tenía un familiar, mi hijo Guido, que estaba en el lugar que ocupa ahora el amigo (Cantón). Todo queda entre nosotros, somos argentinos, podemos pensar distinto, tener diferencias, pero no somos enemigos”, afirmó la dirigente defensora de Derechos Humanos.

Antes de la marcha de este sábado a Plaza de Mayo por el 24 de marzo, enfatizó: “Todo es para bien, nada es para molestar a nadie, ni violentar a nadie, ni acusar ciegamente a nadie, simplemente queremos que no se olvide y se castigue con todo el peso de la ley y dejarles a todos, cuando ya no estemos, las seguridades del nunca más”.

El Espacio de la Memoria se construyó en el edificio donde funcionaba la Comisaría 5ta, en Diagonal 74 N° 2873, entre 23 y 24, de la capital bonaerense, que funcionó como en un Centro Clandestino de Detención.

La mandataria anunció tambiín que se completó la tarea de digitalización de las partidas de nacimiento de la provincia durante la última dictadura “para facilitar la búsqueda de nietos” apropiados.

A la vez, anunció la exoneración de policías de las fuerzas bonaerenses que tienen condenas por delitos de lesa humanidad, como ya sucedió con otros 11 uniformados retirados de distintas jerarquías, entre ellos, Miguel Etchecolatz.

Figuran en esa lista tambiín Carlos García, Horacio Elizardo Luján, Bernabí Jesús Corrales, Miguel Gerónimo Kearney, Raúl Orlando Machuca, Sergio Arturo Verduri, Pedro Antonio Ferriole, Mario Víctor Nicodemo Sita, Luis Vicente Patrault y Santiago Antonini.

El gobierno bonaerense cederá el uso del inmueble por los próximos 30 años a Abuelas de Plaza de Mayo, que utilizará uno de los sectores del Espacio para sus nuevas oficinas.

“Estamos buscando que esto no se olvide, que la memoria exista, que la verdad exista y sobre todo la Justicia, no se puede perdonar ni olvidar que la Argentina fue el país de Latinoamírica con dictadura que tuvo el más alto porcentaje de crueldad e inhumanidad”, expresó Carlotto.

Remarcó que el país tiene “la democracia más larga de su historia”, que “costó mucha sangre, mucho sacrificio y mucha lucha y hay que cuidarla”.

Del acto y la recorrida por las instalaciones tambiín participaron el vicegobernador, Daniel Salvador; el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo; Cantón; el intendente de La Plata, Julio Garro; y el nieto recuperado Leonardo Fosatti, que nació en ese centro clandestino

Fuente: infoban.com.ar