El hombre de 28 años fue asesinado a balazos al ser atacado por dos motociclistas en la localidad bonaerense de Castelar Norte, partido de Morón, y se investiga, entre otras hipótesis, si se trató de un ajuste de cuentas, informaron fuentes policiales.
Se trata de Harry Christopher (28), quien estaba en Argentina desde hacía más de un mes y se alojaba en una pensión de este partido de la zona noroeste del conurbano.
Fuentes policiales confirmaron el hecho, que ocurrió la noche del viernes último en avenida Santa Rosa y Salcedo de la localidad de Cástrela Norte, en Morón, donde el extranjero se movilizaba a pie y con su mochila al hombro.
Mientras caminaba, Christopher fue interceptado por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta que lo atacaron a balazos y luego escaparon del lugar, dijeron los informantes.
Según indicaron las fuentes policiales, la víctima recibió varios tiros, efectuados con una pistola calibre 9 milímetros, y cayó muerto en el lugar.
Cuando los efectivos se la seccional local arribaron a la escena del crimen hallaron a Christopher junto a su mochila, en la que guardaba una computadora portátil y su telífono celular, por lo que prácticamente descartaron el robo como móvil del crimen.
Luego de identificar a la víctima, los pesquisas determinaron que ísta se alojaba en una pensión de Morón donde allanaron su habitación, en la que encontraron elementos para “el corte” de drogas y varios cuchillos.
El mismo informante explicó que, además, los detectives se entrevistaron con la novia argentina de la víctima que contó que Christopher le había admitió que “andaba en la droga” y que en los últimos días estaba asustado por algunas personas de ese ambiente.
En ese sentido, una de las varias pistas que siguen los investigadores es que el crimen pudo haber estado motivado por un ajuste de cuentas por un tema de drogas, añadió el vocero. Aunque aclaró: “Se está chequeando la veracidad de muchos de los datos obtenidos ya que todo es aún muy confuso. De hecho, en otra pensión en la que se había alojado al víctima, había dado una identidad falsa y decía que era holandís”.
La causa está a cargo del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Morón.

Fuente: infoban.com.ar