La jubilada que fue encontrada muerta luego de un incendio en su casa en José C. Paz fue asesinada de un balazo en la cabeza, según el informe preliminar de la autopsia, revelaron hoy fuentes judiciales.

En tanto, Brando Galeano (22), el pariente lejano que le confesó a su madre el homicidio de Rosario “Charo” Gómez (80) y publicó en Facebook su foto con los billetes que le robó a la jubilada, se negó a declarar ante la fiscal y continuará detenido.

Voceros judiciales informaron a la agencia Télam que el informe preliminar de la autopsia al cuerpo de la víctima reveló que falleció como consecuencia de un disparo de arma de fuego en la cabeza y no por las quemaduras que sufrió por el incendio en su vivienda, ya que los forenses no hallaron humo en sus pulmones.

En ese sentido, peritos que anoche volvieron a la casa de la anciana encontraron un plomo de bala introducido en un colchón de dos plazas parcialmente quemado.

Por su parte, “Titi” Galeano, el joven detenido por el crimen de Gómez, fue indagado este mediodía por la fiscal Lorena Carpovich, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21 descentralizada en Malvinas Argentinas, dependiente del Departamento Judicial San Martín.

Galeano se negó a declarar ante la fiscal Carpovich, quien en principio le imputó el delito de “homicidio agravado por utilizar un medio que genere un peligro común” -en este caso el incendio-, y continuará detenido, informaron fuentes judiciales.

Sin embargo, los voceros no descartaban un cambio en la calificación legal de la causa, luego de obtenido el resultado de la autopsia.

A su vez, se continuaban realizando pericias en la escena del crimen y los investigadores buscaban el arma de fuego homicida, mientras se aguarda el informe de los bomberos que trabajaron en la vivienda de la anciana.

Asimismo, la familia esperaba esta tarde la entrega del cuerpo de la jubilada para poder ser llevada al cementerio de José C. Paz, cumpliendo el protocolo correspondiente por la pandemia de coronavirus.

El crimen ocurrió el jueves, cerca de las 11.30, en una casa situada en la calle Luis Domínguez 4242, entre Padre Ustarro y Defensa, a metros de la ruta 24, en el barrio San Gabriel, de José C. Paz.

Según los informantes, el detenido hacía trabajos de pintura en la casa de la víctima y un vecino lo vio llegar a la vivienda con un bidón de nafta.

Fuentes judiciales informaron que un llamado al 911 alertó sobre un incendio en el inmueble y personal de Bomberos arribó al lugar para apagar las llamas que se habían iniciado en dos habitaciones.

Tras extinguir el fuego, la Policía halló fallecida a la víctima, quien presentaba varias quemaduras en su cuerpo.

Galeano fue apresado horas después por efectivos de la comisaría 1ra. de José C. Paz en una vivienda situada en Colon al 4100, de esa localidad.

La víctima le decía “sobrino” al acusado, ya que es nieto de uno de sus primos hermanos.

Los hijos de la anciana confirmaron en declaraciones a la prensa que el imputado se fotografió en Facebook con los billetes que le robó a su madre y que escapó de la escena del crimen con el pan que la jubilada le había comprado para que desayune.

“Me mandé la cagada del año”, le dijo el joven a su madre tras el crimen, y luego pactó su entrega ante la Policía, indicaron los voceros.