Apenas 48 horas después de haber fijado un plazo de 180 días para que los countries se reorganicen bajo la forma de propiedad horizontal (PH), la Inspección General de Justicia (IGJ) decidió duplicar ese período disponible para que puedan llevar adelante el trámite.

Mediante la Resolución General 27/2020 publicada este viernes en el Boletín Oficial, la IGJ modificó su disposición 25/2020, difundida el miércoles pasado, y extendió a 360 días el plazo para que los clubes de campo, popularmente conocidos como countries, se reorganizarse administrativamente como PH.

La decisión de duplicar el período disponible para cumplir con esta normativa, firmada por el titular de la IGJ, Ricardo Nissen, se tomó con motivo de la pandemia de coronavirus por la que transita el país, dado que está previsto que el Gobierno prolongue la cuarentena obligatoria.

“Dada la compleja evolución presente de la situación sanitaria nacional -sobre todo de los últimos días- e internacional, no puede vislumbrase de forma cierta la proyección y/o prolongación y/o cesación total o parcial de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio”, dispuestas para salvaguardar la salud frente a la pandemia, argumentó la IGJ.

En función de lo expuesto, “y en miras a evitar el agrupamiento y circulación de la población mientras perduren las medidas de aislamiento social (…), resulta prudente extender el plazo de adecuación” fijado en la resolución general 25/2020 de la IGJ a 360 días, contados a partir de la publicación de este viernes en el Boletín Oficial, agregó el organismo.

La IGJ dejó abierta, además, la posibilidad de disponer de nuevas prórrogas para que clubes de campo y otros conjuntos inmobiliarios organizados como asociación bajo forma de sociedad (artículo 3°, Ley N° 19.550), o como asociación civil, cumplan con el trámite dispuesto por el organismo para ajustarse a los lineamientos del artículo 2075, tercer párrafo, del Código Civil y Comercial de la Nación.

Por consiguiente, los countries tendrán prácticamente un año para adecuar su organización a las “previsiones normativas como derecho real de propiedad horizontal”.

La IGJ señaló que el hecho de que los clubes de campo estén organizados como asociaciones ha generado “múltiples dificultades en torno a su funcionamiento, habiendo originado asimismo graves conflictos internos y que en un número importante de casos han trascendido el ámbito interno” del country “para dirimirse en los tribunales”.

En ese sentido, consideró que las asociaciones bajo forma de sociedad son una “peligrosa horma bajo el cual se encuentran actualmente organizados la abrumadora mayoría de los clubes de campo”.

En caso de que no se cumpla con la medida, los administradores de la asociación de los countries podrán ser sancionados con multas de hasta 100 mil pesos, aunque la IGJ también estará habilitada a realizar acciones legales.

Asimismo, el organismo conducido por Nissen advirtió que “no inscribirá actos societarios emanados de las sociedades que tiendan a desvirtuar o frustrar los fines de la misma”, para evitar que se inscriban bajo otra modalidad que no sea la de propiedad horizontal.