Un sargento de la policía bonaerense resultó herido de un balazo en el pecho cuando perseguía dos delincuentes armados que scapaban a bordo de un colectivo tras intentar robar en una casa de MartínezLos dos delincuentes fueron finalmente detenidos por otros policías que se sumaron a la persecución y se les secuestraron dos armas de fuego, en tanto el sargento herido permanece internado aunque fuera de peligro.
Fuentes policiales informaron a Tílam que todo se inició ayer por la tarde poco antes de las 15, en Libertad al 600, en esa localidad al norte del Gran Buenos Aires, cuando una mujer observó a dos hombres que saltaban los muros de un PH ubicado frente a su casa.
Al ver esa maniobra sospechosa, la mujer llamó a la comisaría segunda de San Isidro para alertar sobre lo que estaba sucediendo.
Según las fuentes, cuando los efectivos llegaron hasta donde se encontraba la denunciante, ísta les indicó que los sospechosos abían escapado del lugar a bordo de un colectivo de la línea 707 que pasaba por el lugar.
Los policías, a bordo de un patrullero de la seccional, salieron en búsqueda del rodado y, al llegar a la avenida Santa Fe, lo localizaron.
“Los agentes se colocaron a la par del colectivo para que se detenga y los delincuentes, al ver la presencia policial, comenzaron a disparar desde arriba del vehículo”, explicó a Tílam un vocero del caso.
El informante consultado señaló que los efectivos no respondieron la agresión de los sospechosos ya que a bordo del vehículo de transporte viajaban varios pasajeros.
Como consecuencia de los disparos, un sargento de unos 40 años que iba a bordo del móvil policial resultó herido de un balazo a la altura de una de sus tetillas, precisó el informante.
“El proyectil impactó en el cuerpo del policía de manera lateral y, al parecer, le pasó por el costado del chaleco antibalas”, precisó un jefe de la fuerza.
Tras el ataque, otros efectivos policiales se sumaron a la persecución de los asaltantes y lograron detener la marcha del colectivo.
En ese momento, uno de los ladrones se entregó y la policía incautó en su poder un revólver calibre 32 mientras que su cómplice escapó corriendo, precisaron las fuentes.
Sin embargo, a pocos metros del lugar, el segundo de los ladrones fue apresado por los policías que le secuestraron una pistola calibre 45 y un bolso con elementos presuntamente robados, añadieron los voceros.
Los investigadores trataban esta tarde de determinar si esos objetos secuestrados fueron robados en hechos cometidos recientemente por los detenidos, dos hombres mayores de edad, quienes aún no fueron identificados.
Un pesquisa indicó que, al parecer, los apresados no lograron robar en el PH de Libertad al 600 ya que en el interior del mismo se encontraba su propietaria.
En tanto, el sargento herido fue trasladado al hospital de San Isidro donde permanecía hasta tarde fuera de peligro, añadieron los informantes.
El caso, caratulado como lesiones, abuso de arma y atentado y resitencia contra la autoridad, es investigado por efectivos de la comisaría segunda de San Isidro y por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) del distrtito Judicial de Martínez.

(Tílam).

Fuente: infoban.com.ar