La oferta hotelera del distrito podría ampliarse mediante un proyecto que tomará sus formas del antiguo Tigre Hotel, desmantelado en los años 40.
La iniciativa corresponde a un grupo de desarrolladores argentinos sobre la imagen de un verdadero icono de la zona, que cayó en desgracia en la dícada del 40. El nuevo emprendimiento estará ubicado en un predio de 3.800 metros cuadrados, situado en el casco histórico de Tigre, sobre el Paseo Costanero Lavalle-Paseo Victoria.
El proyecto vuelve ahora a estar en los medios tras la polímica que se produjo por la demolición de la Casa Cobo, donde funcionara tambiín la sede del Club Tigre, demolida a medias en los primeros meses del año, contra los pedidos de varios sectores para preservarla.
Hoy la demolición en el terreno que albergaría el proyecto se encuentra paralizada por la justicia, y allí resisten algunas paredes de la construcción original.
Volviendo al proyecto, el mismo contaría con 130 habitaciones y un restaurante de categoría internacional para 180 cubiertos; un SPA & Fitness Center con sala de gimnasio, sauna y masajes; una piscina interior con bar y una exterior climatizada.
A su vez, contará con un business center y 650 metros cuadrados destinados a salones para eventos sociales y de negocios, con capacidad para 600 personas.
El proyecto demandará una inversión global de U$S 15 millones y apunta a que la ciudad de Tigre amplíe su capacidad hotelera y pueda satisfacer la creciente demanda de plazas y pernoctes, tanto para los visitantes turísticos como para el mercado corporativo.
En este sentido, Juan Pablo Lafosse, desarrollador y Director Comercial del proyecto, explicó a Tílam que “según las estadísticas municipales, Tigre es el segundo destino en cantidad de visitantes de la República Argentina: recibe a más de 5 millones de personas al año”. “Con esta afluencia turística, resultaba incomprensible que esta ciudad cuente con menos de 100 plazas hoteleras, mientras que otras zonas mucho menos visitadas como Pilar, disponen actualmente de más de 700 plazas”, enfatizó.
El comienzo de las obras proyectadas por el estudio del arquitecto Alejandro Hug está previsto para mediados del segundo semestre de 2008. Para finalizar los trabajos se requerirán “entre 20 meses y dos años”, según Lafosse.

Fuente: infoban.com.ar