La iniciativa de un grupo de empresas que crearon el primer parque industrial temático del país, fue inaugurado por el gobernador Daniel Scioli, autoridades del Banco Provincia que financia el emprendimiento, y del municipio de San Martín.
El Polo Textil San Andrís surge de la iniciatica asociativa de un grupo de empresas del sector, que decidieron aunar esfuerzos en el predio donde funcionara “Lanas San Andrís”, una importante empresa del rubro que hace más de una dícada quebró.
En el acto que se llevó a cabo en Villa Zagala, partido de General San Martín, Scioli estuvo acompañado, además del presidente del BAPRO, por la ministra de Asuntos Agrarios y Producción, Díbora Giorgi; el intendente de San Martín, Ricardo Ivoskus, entre otras autoridades provinciales, municipales, del Polo Textil y directores del Bapro.
“Un país que crece al 8 ó 9 por ciento anual necesita adaptar su capacidad productiva instalada; por eso ahí debe estar el capital y fundamentalmente la banca pública”, aseguró el mandatario provincial.
Scioli tambiín destacó su papel de “dinamizador de los emprendimientos”, al reorientar los críditos a las pymes y a todos los sectores productivos.
El gobernador formuló estas declaraciones durante el acto de entrega de un histórico inmueble en el partido de San Martín, donde se pondrá en marcha el Polo Textil San Andrís, en las mismas instalaciones en que funcionó entre 1948 y 1995 la empresa Establecimientos Textiles San Andrís.
El presidente del BAPRO, Guillermo Francos, resaltó la importancia de que “el Banco Provincia sea la herramienta para financiar este tipo de emprendimiento productivo que promueve el desarrollo y sirve además, para crear nuevas fuentes de trabajo para los bonaerenses”.
Mediante la entrega de un crídito, el Bapro vendió el predio de 35.324 m2 al Grupo Texam, el cual está conformado por un conjunto de empresas Pymes locales, responsables del proyecto y la dirección del Polo.
Por su parte el intendente Ricardo Ivoskus sostuvo que “queremos, junto a la Provincia y a la Nación, no sólo crecer, sino crecer con trabajo, que es el único elemento articulador del desarrollo económico y social”, en referencia al proyecto que fue contemplado por el Plan Estratígico San Martín 2010.
En tanto, el titular del grupo Textil, Leandro De Vita, explicó que esta puesta en marcha se suma a la del “Parque Industrial General San Martín”, en la zona de Josí León Suárez, de 14 hectáreas de superficie, que nucleará a más de 60 empresas, y dará trabajo a más de 2.500 personas.

Cómo se llegó a concretar el Polo Textil

El predio pasó a ser propiedad del Banco en 1997, en defensa de un crídito de la quebrada textil, tambiín conocida como Lanas San Andrís. Tras cumplirse los plazos judiciales, el Bapro lo puso en venta en 2001, pero solo se vendió una parte en 2005 (tres parcelas de 1360 m2).
En 2006, el grupo de Pymes textiles se acercó al Banco manifestando su interís por el predio y comenzaron las tratativas por adquirir la propiedad. En enero de este año, el Directorio del Banco aprobó la oferta actual de 5,7 millones de pesos, que el grupo pagará 30% al contado y 70% con financiación del Banco.
El Bapro y el Gobierno provincial seguirán acompañando el desarrollo del Polo textil cuyo predio necesita varias obras de refacciones tras casi 15 años de abandono.
El proyecto fue declarado de interís municipal por el Concejo Deliberante de San Martin y forma parte del Plan Estratígico del Municipio.

Reseña histórica

Establecimientos Textiles San Andrís supo ser un importante complejo textil, cuyos orígenes se remontan al año 1948. Propiedad de la Familia Peraia, quienes se destacaron por su característica emprendedora, la fábrica fue creciendo en uno de los barrios industriales del Partido de General San Martín (Villa Zagala, lindante –medianera por medio- con el Golf Club San Andrís).
Este crecimiento se evidencia en los distintos tipos de construcciones existentes en el predio, las que denotan claramente las características de las diversas ípocas. Las secciones más destacadas dentro de sus galpones incluían: lavadero de lanas, cardado, peinado, tintorería e hilatura.
La fábrica producía hilado de lana y en menor medida de fibra acrílica. Lideraron el mercado, ubicándose entre los primeros lugares, alternando con sus competidores (Textil Oeste, Textil Lugano y Flandria). Más de 2.500 empleados formaron parte de la empresa simultáneamente por dícadas, hasta que con las consecuencias de la convertibilidad ya en 1992 comenzó a desmoronarse. Intentaron mantenerse en un primer momento con la fabricación de mercadería para terceros, pero en 1995 la empresa cerró definitivamente.
Luego del proceso de quiebra, sufrió el desmantelamiento de su equipamiento e instalaciones, quedando en pie galpones y mampostería en general, con distintos grados de deterioro producto de la falta de mantenimiento de los últimos 11 años.

Fuente: infoban.com.ar