(Foto: Diario16)

El consultor español y activista de la economía circular Josu Gómez Barrutia participará del próximo Congreso Iberoamericano de Empresas Familiares que ya tiene más de 10 mil inscriptos que participarán de las ponencias en su mayoría de forma virtual.

Desde su casa en Sevilla, Gómez Barrutia dialogó con InfoBAN Radio y marcó la importancia de la adaptación a la nueva realidad que desató la pandemia de coronavirus en todo el mundo.

“Con Argentina, España comparte muchas cosas, y una de las últimas, es que son los países más dañados del mundo por el impacto del coronavirus en el producto interior bruto (NdR: PBI). Frente a esa realidad, que por desgracia creo que no va a ser la única con un virus en un tiempo de pérdida de hábitat de la flora y fauna mundial por nuestro instinto voraz de desarrollo líneal, el coronavirus ha sido un catalizador de cambio. Osea ha venido ha acelerar procesos de digitalización, innovación y sostenibilidad” expresó el también periodista de origen catalán.

Y agregó: “Estamos viviendo dramas muy importantes en cuanto a la destrucción de empresas. Aquí (en España) se habla de que entre un 20 y un 30 por ciento no van a volver a abrir después de lo que estamos viviendo que ya es la tercera ola, que nos está golpeando con fuerza y en algunas regiones la tasa de incidencia es mayor a la de marzo (cuando ocurrió la primera ola)”.

“En ese marco las empresas van a tener que adaptar sus modelos productivo y de relación con el cliente. Si hablamos de consumo, las personas no van a consumir en los comercios como era antes porque se está acostumbrando a comprar online. Por lo tanto el pequeño comercio está sufriendo frente a las grandes cadenas de venta digital” adujo.

Y remarcó: “En ese proceso de cambio, las empresas familiares tendrán que añadir algún elemento a su estrategia, como innovación, alianzas de inversión, cooperación, visión internacional, para poder orientarse hacia las nuevas oportunidades”.

“Cuando pase la pandemia vamos a vivir un tiempo completamente diferente a cuando esto empezó. La digitalización y la hibridación de las relaciones humanas con la tecnología ha venido para quedarse y por lo tanto las empresas familiares tienen que asimilarlo. Este congreso busca reflexionar cómo adaptarse a estos cambios que la pandemia ha obligado a acelerar” marcó.

Y concluyó: “Además este congreso se hace con un aliado que es fundamental como APIA (Asociación de Parques Industriales de la Argentina) con Rodolfo Games, que es un empresario líder y con una visión clara”.

El Congreso iberoamericano de empresas familiares que ya tiene inscriptos más de 10 mil asistentes de España, Portugal y América Latina, se llevará a cabo el 27 y 28 de enero próximo.