Al cumplirse un nuevo aniversario del trágico incendio que terminó con la vida de 17 adolescentes en la disco de Olivos, los familiares y amigos realizaron –como cada año- una misa de recordación, que este año contó con la presencia de Jorge Macri, recientemente asumido intendente de Vicente López.

La ceremonia se realizó este martes en la capilla del Colegio La Salle de Florida, al cumplirse 18 años de la tragedia. Estuvieron presentes, como cada año, los familiares y amigos, y pero este aniversario contó por primera vez con la presencia de un funcionario municipal, en un gesto inídito que muestra el cambio de tendencia.

“Es lo que tenía que haber pasado desde hace 18 años pero lamentablemente con el intendente que teníamos (Enrique García) fue imposible. Agradezco públicamente el acompañamiento de Jorge Macri en la misa”, expresó a InfoBAN, Raúl Buganem, padre de Leandro, uno de los chicos fallecidos en el incendio.

En los años anteriores, García se había negado sistemáticamente a participar de los encuentros recordatorios. Buganem indicó asimismo que no sólo García no había asistido porque “Kheyvis no había existido para la municipalidad de Vicente López” sino tampoco “nadie de la municipalidad” hasta ahora.

El 20 de diciembre de 1993, el boliche Kheyvis, ubicado en Avenida del Libertador al 1900 de Olivos, se incendió provocando la muerte de 17 jóvenes, estudiantes de quinto año del Colegio La Salle que habían ido a festejar su egreso de la escuela secundaria.

La investigación judicial posterior, concluyó con condenas que abarcaron a Osvaldo de Jesús, uno de los propietarios de la disco, a 3 años de prisión en suspenso por el delito de falsedad ideológica de documentos, tras encontrarlo responsable de introducir en un expediente “mendacidades e informes que no se corresponden con la realidad”, quien falleció en 2009 tras una larga enfermedad; y por el lado del municipio de Vicente López, fueron encontradas culpables la arquitecta Ponce de León, con dos años de prisión en suspenso por ser penalmente responsable de la figura de incumplimiento de los deberes del funcionario público, al haber hecho girar los planos dentro de la comuna, con la firma de su socio en la actividad privada.

La causa civil se resolvió en junio de este año. La jueza Gabriela Paladín a cargo de manera interina del Juzgado Civil y Comercial Nº 2 decidió fallar a favor de las familias y fijó indemnizaciones a travís de 24 puntos resolutivos, en las que estableció multas que alcanzan hasta los 633 mil pesos, y que de acuerdo a un cálculo preliminar, condenan al municipio a pagar una cifra cercana a los 25 millones de pesos.

Fuente: infoban.com.ar