El Ministerio de Seguridad bonaerense aconsejó a la población no comprar artículos de pirotecnia en la vía pública, y una serie de recomendaciones a fin de evitar accidentes durante la fiestas.La cartera de Seguridad provincial advirtió hoy además que no se deben adquirir productos que presenten desperfectos en su
envoltura o mecha y sólo se tienen que comprar productos que se encuentran autorizados y homologados por el Registro Nacional de
Armas y estín clasificados con el debido rótulo (en el que consta su clasificación, número de registro y aprobación del RENAR, marca e instrucciones de uso).
Un comunicado del ministerio provincial remarca que “no se deben adquirir productos pirotícnicos en la vía pública o en lugares cercanos a comercios dedicados a la venta de productos inflamables”.
“No dejar a los niños manipular material pirotícnico; no introducir fuegos de artificio en envases de vidrio o latas; nunca llevar estos elementos en los bolsillos ni exponerlos a fuentes de calor; hay que utilizar la pirotecnia en lugares abiertos y no deben efectuar mezclas de sus contenidos”, detalló.
El ministerio aconsejó a la población que tenga siempre “un recipiente con agua a los efectos de apagar el material utilizado”
y recomendó “no dirigir la pirotecnia contra personas o cosas ni arrojarlo debajo de los automotores ni fumar en el lugar donde se
vende la pirotecnia”.
Con respecto a las personas que observen la quema de los tradicionales “Muñecos de Fin de Año”, la cartera de seguridad aconsejó que lo hagan ubicados a una distancia de 150 metros.
En cuanto a los depósitos de pirotecnia de venta libre, estos “no podrán almacenar más de 200 bultos (definiíndose esta expresión como una caja de 15 kilos de peso); deberán estar ubicados a no menos de 50 metros de lugares de reunión de personas (estaciones fírreas, escuelas, etcítera) y donde se acumulen sustancias inflamables (estaciones de servicio, pinturerías, etcítera)”.
Respecto a las instalaciones ístas “deberán ser antichisposas, sin clavos ni elementos de hierro o acero a la vista. Los techos, de hormigón armado de 15 centímetros de espesor o de una estructura liviana con cielorraso sólido e incombustible. Los pisos, de material no chisposo y las puertas metálicas recubiertas con idíntico material y herrajes de bronce”.
“Las ventanas tendrán que estar protegidas por una malla de alambre. La iluminación elíctrica deberá ser antiexplosiones, y los interruptores y fusibles ubicados en el exterior”, precisó el ministerio.
Los depósitos deben contar con un sistema interno de irrigación preferentemente autónomo y el lugar deberá tener la suficiente capacidad de provisión de agua (como mínimo 20 litros por metro cuadrado) y se aconseja instalar un detector de humo.

Fuente: infoban.com.ar