Tiene 17 años y lo apresaron en “La Rana” de Villa Ballester, el mismo asentamiento en el que balearon a la niña que iba en el auto con su madre.
El adolescente fue detenido hoy y está acusado de haber participado del asalto cometido hace 12 días en esa zona del partido de San Martín, informaron fuentes policiales y judiciales.

Por el caso, ya había otros dos sospechosos apresados, a uno de los cuales le dictaron en las últimas horas la prisión preventiva.

Según las fuentes, el último de los acusados, apodado “Cusiño”, fue detenido esta madrugada en el interior de la villa “La Rana” de San Martín, en el noroeste del Gran Buenos Aires, donde la pequeña Alma (3) resultó baleada el 9 de noviembre pasado.

Un jefe policial explicó a Tílam que este acusado había regresado hacía unos días a la casa de sus padres en ese asentamiento y lo localizaron en base a tareas encubiertas.

De acuerdo a este investigador, a partir de esta detención ya quedaron a disposición de la justicia todos los sospechosos del hecho.

Los voceros detallaron que el último de los detenidos cuenta con antecedentes penales por una tentativa de robo en 2017, encubrimiento y averiguación de ilícito en enero de este año, encubrimiento con fines de lucro en agosto pasado y en octubre último había estado involucrado en un allanamiento por robo.

Tres de estas causas tramitan en las fiscalías del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de San Martín y la restante en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de ese Departamento Judicial.

Las fuentes judiciales señalaron a Tílam que tras su captura, “Cusiño” se negó a declarar en su indagatoria ante el fiscal de dicho fuero, Fernando Sirni, quien caratuló la causa como “tentativa de robo y lesiones”.

En tanto, el Juzgado de Garantías del Joven 2 de San Martín dictó esta mañana la preventiva para el primer detenido en la causa, tambiín de 17 años, aunque la defensa apeló la resolución en la misma audiencia.

Por su parte, el único de los acusados mayor de edad, identificado como Julio Císar Tívez (23) a pesar de que se hacía llamar Santiago Nicolás, está a disposición del Juzgado de Garantías 5 y la fiscalía aún cuenta con plazo para solicitar su prisión preventiva.

El hecho investigado ocurrió el viernes 9 de este mes, alrededor de las 18, en el cruce de las calles Bahía Blanca y Bermejo, en la villa La Rana, donde María Guilarte (33) conducía un Renault Clío y su hija de tres años iba en una butaca infantil en el asiento trasero.

La mujer condujo hasta ese barrio por error al seguir las indicaciones de un GPS y, al llegar a esa esquina, fue interceptada por tres asaltantes que la amenazaron con un arma de fuego y quisieron robarle el vehículo.

Ante esta situación, la mujer aceleró la marcha para escapar del lugar y uno de los asaltantes realizó un disparo que ingresó por una de las ventanillas traseras e impactó a la nena.

Las fuentes señalaron que Guilarte se trasladó de inmediato al Hospital Belgrano de San Martín, donde operaron a la niña, para luego derivarla al Sanatorio Anchorena, donde permanece internada y evoluciona favorablemente.

Fuente: infoban.com.ar