La agrupación MIJD, que encabeza Raúl Castells, repudió el “patoterismo gremial” y se sumó a la marcha organizada para el jueves a la Plaza de Mayo.

“Ante los graves hechos acontecidos, en un marco de patoterismo gremial al cual desgraciadamente nos estamos habituando, repudiamos el accionar policial y gubernamental que derivó en el asesinato de Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero, y acompañamos desde ya la movilización a Plaza de Mayo convocada por la nueva CTA, ATE y diferentes movimientos sociales para el día de mañana (por el jueves)”, subrayaó la agrupaciónen un comunicado.

Desde el MIJD aclaran que “no fue una pelea entre trabajadores, fue una represión encubierta originada en la incapacidad del Gobierno para resolver las necesidades del sector tercerizado que hace tiempo viene reclamando pase a planta permanente; tal como le ocurre a miles y miles de obreros que terminan en la desocupación. Y ciertos gremios, que no quieren repartir “la torta”, que sólo piensan en ellos y que además están acostumbrados y empapados de las enseñanzas del sindicalismo Moyanista, no hacen más que agredir violentamente a quienes piden por sus derechos laborales”.

Por último declaran “esto no puede quedar impune. Una policía y un Gobierno que avala con seguridad y transporte un acto en la cancha de River para Kirchner, Moyano y compañia, pero no es capaz de proteger la vida humana de quienes piensan distinto y se manifiestan por sus derechos.
Queremos libertad de expresión. Queremos justicia”.

Fuente: infoban.com.ar