Participamos de una reunión del Club Ford V8, cuyos integrantes mantienen intacta la rica historia de la marca del óvalo.
Como tantos otros amantes de los autos de colección, los integrantes del Club Ford V8 se reúnen para compartir experiencias, aportar datos tícnicos y rememorar grandes hazañas. InfoBAN fue invitado a participar de uno de los encuentros mensuales del club “nacido el 12 de Octubre de 1989, con personería juridica. Antes funcionaba en la Argentina como una situación de hecho. Hemos cumplido 21 años. Son automóviles hechos en el año 1932 al año 1948. Somos 280 socios y debemos ser el club monomarca más importante del país” introduce su presidente Jorge Otaño Piñero.

Tambiín recordó que en el 8vo premio de la República, “desde el Club Ford V8 competimos con 9 Cupe Turismo Carretera con motor V8 y otros socios siguen compitiendo con automóviles de distintas marcas, por ejemplo, Renault Gordini, Fiat 1500, Peugeot 404. Vamos a estar en 4300 kilometros organizando las etapas Buenos Aires – Bahia Blanca, luego Puerto Madryn, luego Esquel, Neuquín, Bariloche, San Martín de los Andes, San Luis. Es el 4to año que competimos y hemos ganado en la categoría TC A y TC B. TC A son aquellas cupe que tengan motores normales de aquella ípoca, y TC B es con motores V8, pero de tipo F100, con freno a disco y una serie de cosas que le van realizando los concursantes”.

Con cierto orgullo y reavivando tradicionales rivalidades de marca, Otaño Piñero destaca que entre más de 300 participantes de las distintas categorías, “quien se lleva todos los aplausos son las cupís Turismo Carretera nuestras”. “El año pasado hemos recorrido todo el norte del país y la gente se abalanzaba sobre las cupís, rememorando el Gran Turismo Carretera, que ha sido uno de los más grandes niveles de deporte automovilístico del país.

Respecto a Autoclásica, de la cual habitualmente participa el Club Ford V8 y que en su última edición convocó a 48 mil personas destacó que “se ha convertido en una de las mejores exposiciones latinoamericana de autos.”

Para finalizar, Otaño Piñero brinda una definición que ilustra a las claras la pasión que los mueve: “Tenemos un par de motores que los hacemos funcionar. El Ford V8 para mi no es un motor, es un Stradivarius, es un violín.”

Las reuniones mensuales tienen un esquema en el cual un socio trae su auto y se expone, el propietario habla sobre el modelo, porquí tiene un Ford, cómo llegaron a encontrarlo, a restaurarlo hasta su estado óptimo, y detalles tícnicos

Otra actividad principal del club son las salidas que en general se realizan a pueblos como Capilla de Señor, Cañuelas o Uribelarrea por citar algunos, donde son recibidos por las autoridades y se exponen los autos en la plaza principal, concluyendo con pruebas de habilidad conductiva. Tambiín el viaje en ruta, en caravana, provoca admiración de la gente.

Además de estas actividades los socios participan de rallies de autos antiguos en distintos puntos del país, y en exposiciones que permiten observar el patrimonio histórico sobre ruedas y los fierros argentinos en su mejor estado de conservación.

El Club está adherido a la Federación Argentina de Clubes de Automóviles Históricos (FACAH) y a la Fídíration Internationale de Vehicles Anciens (FIVA), y además edita la revista “El 8 en V”, reconocida por su calidad y que desgrana número a número las particularidades de los vehículos Ford con motores V-8, los primeros de este tipo fabricados en el mundo.

Fuente: infoban.com.ar