Una mujer y su pareja fueron detenidos como sospechosos de ser autores del asesinato a puñaladas de un hombre de 65 años en su humilde casa del partido Malvinas Argentinas, donde robaron un televisor.
El cadáver del sexagenario fue encontrado atado de pies y manos y amordazado sobre una cama de su precaria casa de Grand Bourg, Malvinas Argentinas.

Según se logró establecer la víctima había sido agredido por “una viuda negra”, con quien habitualmente mantenía relaciones sexuales.

La mujer obró en complicidad con sus 6 hijos menores y con uno de sus amantes, quienes mataron al damnificado para robarle un aparato de televisión.

Los pesquisas policiales detuvieron a los presuntos asesinos, tras un procedimiento realizado en la zona de General Rodríguez.

Los voceros de la Unidad Funcional N° 25 de Malvinas Argentinas, dependiente del departamento judicial de San Martín, revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Mario Antonio Vega, de 65 años.

El macabro hallazgo se produjo en el interior de una humilde finca, situada en el cruce de Josí Hernández y Padre Stoppler, en el noroeste del conurbano provincial, cuando los servidores públicos de la comisaría de Grand Bourg (1ª de Malvinas Argentinas) encontraron el cadáver del sexagenario, que era viudo y que vivía solo en dicho inmueble, según informó el diario Crónica.

La casa tiene paredes de madera, con techo de chapa y carente de puerta. La entrada principal estaba cubierta por una cortina de tela.

Diversas versiones obtenidas en el mencionado barrio sostienen que los policías arribaron a la vivienda del jubilado, tras ser avisados por una vecina del fallecido, llamada Analía, de 29 años, quien intentó dialogar con Vega y debido a que íste no le respondía, abrió la cortina, oportunidad en la que observó el cuerpo sin vida del hombre, que yacía boca abajo en una cama.

La víctima tenía un trapo en la cavidad bucal, a manera de mordaza, presentaba las manos y los pies atados con prendas de vestir y había sido atacado a cuchilladas.

Los pesquisas de la comisaría posteriormente determinaron que Vega, que había obtenido un prístamo de dinero en una sucursal del Banco Supervielle, mantenía un vínculo sexual con una mujer llamada Ana Belín, de 30 años.

La mujer, junto a sus 6 hijos menores y su amante, de nombre Sebastián, de 27 años y apodado “El Chivo”, se apersonaron en la vivienda del jubilado, con la intención de desvalijarlo.

Tras haber consumido bebidas alcohólicas en abundancia y escuchar música a elevado volumen, la pareja no dudó en agredir a la víctima, para sustraerle un televisor y otros objetos de valor para luego fugar en un remis.

Pero despuís la mujer resolvió enviarle un mensaje de texto a su hermana Sara, de 29 años, quien declaró como testigo en el expediente, ocasión en la que afirmó que su familiar estaba escondida en General Rodríguez y que le solicitaba que le enviara algunas pertenencias, a la vez que le describiera el vecindario en que permanecía escondida.

Con esos datos, los efectivos desarrollaron una serie de procedimientos y de esta manera apresaron tanto a “la viuda negra” como a “El Chivo”, en un terreno baldío ubicado en la esquina de San Josí y Santa María, en este distrito, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Fuente: infoban.com.ar