Una banda dedicada al narcomenudeo, liderada por una mujer que estaba bajo arresto domiciliario en una causa por venta de drogas y que contaba con una garita de seguridad para monitorear los movimientos de la policía, fue desbaratada tras un allanamiento realizado en el partido de Hurlingham.

Los voceros precisaron que la señalada jefa de la banda es Andrea Fabiana Vallejos Ruíz (47), alias “La gorda Andrea”, quien tiene antecedentes penales por robos y venta de droga, aunque se encontraba con prisión domiciliaria.

A pesar de hallarse en esa situación, la mujer organizaba desde su vivienda la venta de drogas al menudeo a través de “soldados” que operaban en las zonas de San Miguel y Hurlingham, añadieron los voceros.

Además, la banda contaba con una garita de seguridad desde donde monitoreaba los movimientos policiales y que fue desmantelada por una cuadrilla municipal ni bien fue descubierta.

La acusada, tres de sus hermanos y una ex pareja de ella fueron detenidos por efectivos de la Subdelegación Departamental de Investigaciones de Tráfico de Drogas de San Miguel con la colaboración de la Dirección Apoyo Judicial y Policial del Municipio en un procedimiento realizado en Cuzco 1.970, de Hurligham.

Los investigadores secuestraron prendas de vestir con logos de una empresa de seguridad fantasma, drogas listas para la venta, dos armas de fuego, varios teléfonos celulares, agendas de contactos para las entregas, dos balanzas y dinero.

Los detenidos quedaron alojados en la sede de la Sub DDI de San Miguel, a disposición de la justicia de San Martín, acusados de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, tenencia de arma y encubrimiento”.