El sector del radicalismo más cercano al gobierno nacional, bautizado como “radicales k” definió hoy en Bariloche que concurrirá a la Convención de la UCR del 25 y 26 de agosto en Rosario.El gobernador rionegrino, Miguel Saiz fue el encargado de anunciar la decisión de los radicales K de concurrir a Rosario para defender el documento dado a conocer hace dos semanas en Vicente López respaldando la concertación plural impulsada por el gobierno.
“Hemos decidido aceptar el desafío del presidente Nístor Kirchner de buscar un acuerdo programático con el gobierno nacional”, expresó Saiz.
El gobernador rionegrino agregó que “la Convención ha sido convocada en forma extemporánea, y pese a no haber convencionales en el sector,el grupo de radicales que gobiernan y ganan elecciones irá a Rosario a expresar su posición”.
La reunión de hoy sufrió las ausencias de algunos de los principales referentes del sector, como la de uno de sus
impulsores, el gobernador de Mendoza Julio Cobos, y el correntino Arturo Colombi.
Saiz informó que Cobos canceló el viaje debido a que se repone de una angina y que Colombi se quedó en Buenos Aires, debido a problemas con la programación de conexiones a Bariloche.
Tambiín dijo que el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora,se ausentó debido a su viaje a Míjico, que estaba previsto hace semanas.
No obstante los ausentes contaron con reemplazantes en Bariloche, como el diputado nacional mendocino Alfredo Cornejo, y el presidente de la Casa de Santiago del Estero en Buenos Aires, Carlos Abrusese, entre otros dirigentes y funcionarios.
Los que dieron el presente fueron destacados intendentes, como Daniel Katz (Mar del Plata); Horacio Quiroga (Neuquín); Gustavo Posse (San Isidro) y Antonio Rins (Río Cuarto).
Saiz destacó que “ya dejaron de hablar de las expulsiones del partido de los radicales que optaron por esta posición” y estimó que el sector se fortalecerá con el paso del tiempo.
Consideró que la denominación de “radicales k” fue “una expresión periodística de gran impacto, pero no salió del sector”, y se inclinó  por la definición de “movimiento federal o de radicales que gobiernan y ganan elecciones”.
“Tenemos una relación fluida con el gobierno, lo que no fue muy habitual hasta ahora entre el oficialismo y la oposición, y hacia el 2007 tenemos un desafío muy especial, el de la concertación plural que  lanzó el presidente el 25 de mayo y nosotros aceptamos”, afirmó.
Saiz negó que aún el sector analice candidaturas conjuntas, aunque expresó que “el período electoral de 2007 se anticipó y ya hay una especie de debate preelectoral”.
“Algún sector del radicalismo planteará candidaturas en Rosario, como los que avalan la postulación de Roberto Lavagna, pero nosotros ponemos por delante el debate de un acuerdo programático sobre las grandes políticas de Estado que debemos acordar y llevar adelante entre todos”, explicó.
En ese marco, el neuquino Quiroga resultó el primero en referirse a la cuestión de la discusión por posibles candidaturas de alianzas del radicalismo y el partido gobernante.
“Me gustaría ver a Kirchner de presidente por otros cuatro años”, afirmó, agregando que encabezará una candidatura a gobernador por la UCR con el respaldo del gobierno nacional.
“El radicalismo neuquino demostró capacidad de gestión. Gobernamos tres municipios importantes (Neuquín capital, Cutral Có y Aluminí), y en los tres fuimos reelectos. Ahora pretendemos pretendemos ser alternativa de poder en la provincia”, explicó.
Señaló el compromiso del radicalismo neuquino con la concertación presidencial, descontando el apoyo nacional para su candidatura.
“El presidente manifestó públicamente su interís por Neuquín y su respaldo a mi iniciativa. Soy candidato a gobernador y espero que con el apoyo del presidente”, dijo.
Recordó el apoyo recibido a su última candidatura en Neuquín, y la alianza entre el PJ y la UCR en San Martín de los Andes y Aluminí. “Es totalmente factible”, pronosticó.
De esta manera, en la Convención de Rosario irán “al choque” dos posiciones -apoyo a la candidatura de Lavagna o acuerdo con el kirchnerismo-  que definirán el futuro de la UCR y la posibilidad de que el partido vaya a la fractura.
(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar