El intendente Abella participó junto a cientos de vecinos de esta popular celebración en Río Luján que se realizó luego de dos años de pandemia.

El intendente Sebastián Abella participó de una nueva edición de la Fiesta de la Virgen del Canchillo, realizada este lunes feriado en Río Luján.

El evento se llevó adelante luego de dos años de pandemia y se inició con una procesión desde la Panamericana hasta la Capilla del barrio.

El jefe comunal estuvo presente junto a vecinos y familias de la zona y, previamente, los concejales de Juntos, Ernesto Meiraldi, Roxana Mottino, Karina Sala, Ángela Medina y Gabriel Panno había acompañado la tradicional misa.

Luego, hubo un almuerzo criollo, una prueba de riendas con caballos y un festival folklórico que contó con el acompañamiento de la Subsecretaría de Cultura y Educación del Municipio.

“Es una felicidad enorme volver a disfrutar de esta fiesta tan importante para la ciudad y especialmente para los vecinos de Río Luján que tienen un gran sentimiento por la Virgen. La pandemia nos hizo vivir dos años muy difíciles y poder volver a encontrarnos, compartir y celebrar me llena de alegría”, remarcó Abella al acompañar y saludar a las familias presentes en la festividad por el 22º aniversario del hallazgo de la imagen en manos de Luis Susán.

En este marco, el Intendente también saludó al querido vecino “Coco, el cafetero” que estaba celebrando su cumpleaños 73 y compartió un agradable momento junto a su familia y amigos.